Ir al contenido

Diez consejos para viajar de forma más sostenible

Hemos recopilado diez recomendaciones para huéspedes que quieran que viajar de manera más sostenible y utilizar menos recursos. Descubre estos pequeños cambios en tus hábitos de viaje que pueden ser significativos en la lucha por la protección medioambiental. Con tu colaboración conseguiremos que viajar sea una actividad más sostenible.
Hemos recopilado diez recomendaciones para huéspedes que quieran que viajar de manera más sostenible y utilizar menos recursos. Descubre estos pequeños cambios en tus hábitos de viaje que pueden ser significativos en la lucha por la protección medioambiental. Con tu colaboración conseguiremos que viajar sea una actividad más sostenible.

1. Usa botellas y tazas reutilizables

Hazle un favor a tu cartera y al medioambiente comprando una botella y una taza reutilizables. Además, las botellas de acero inoxidable y las tazas de vidrio reutilizables no contienen bisfenol A, una sustancia que incluyen los plásticos.

1. Usa botellas y tazas reutilizables

Hazle un favor a tu cartera y al medioambiente comprando una botella y una taza reutilizables. Además, las botellas de acero inoxidable y las tazas de vidrio reutilizables no contienen bisfenol A, una sustancia que incluyen los plásticos.

2. Utiliza pastillas de jabón en vez de gel de ducha

Hay jabones específicos para todo tipo de pieles. Puedes comprar incluso champú en ese formato. Si usas jabón en pastilla en vez de botes de gel de ducha y champú reducirás el uso de envases, sobre todo de plástico. Así, ahorrarás recursos y protegerás nuestro entorno.

2. Utiliza pastillas de jabón en vez de gel de ducha

Hay jabones específicos para todo tipo de pieles. Puedes comprar incluso champú en ese formato. Si usas jabón en pastilla en vez de botes de gel de ducha y champú reducirás el uso de envases, sobre todo de plástico. Así, ahorrarás recursos y protegerás nuestro entorno.

3. Desplázate en transporte público y bicicleta en vez de en coche

La mayoría de las ciudades cuentan con una red de transporte público extensa. Al desplazarnos en autobús y en tren, evitamos que se generen toneladas de CO₂, mantenemos el aire más limpio y evitamos los temidos atascos. Viajar en tren en lugar de en avión también es positivo para el medioambiente.

3. Desplázate en transporte público y bicicleta en vez de en coche

La mayoría de las ciudades cuentan con una red de transporte público extensa. Al desplazarnos en autobús y en tren, evitamos que se generen toneladas de CO₂, mantenemos el aire más limpio y evitamos los temidos atascos. Viajar en tren en lugar de en avión también es positivo para el medioambiente.

4. Elige comida de la zona

La huella de carbono es más alta cuanto mayor sea la distancia desde la que hay que transportar los alimentos. Por eso, el producto final es más sostenible si se emplean ingredientes de la zona para prepararlo. Otra de las ventajas de consumir platos típicos de la zona es que los productos se almacenan durante menos tiempo y suelen recogerse en su punto óptimo de maduración. Así, los ingredientes saber mejor y tienen un contenido más alto en vitaminas. Además, apoyarás a la agricultura de la zona y, probablemente, a pequeños productores locales.

4. Elige comida de la zona

La huella de carbono es más alta cuanto mayor sea la distancia desde la que hay que transportar los alimentos. Por eso, el producto final es más sostenible si se emplean ingredientes de la zona para prepararlo. Otra de las ventajas de consumir platos típicos de la zona es que los productos se almacenan durante menos tiempo y suelen recogerse en su punto óptimo de maduración. Así, los ingredientes saber mejor y tienen un contenido más alto en vitaminas. Además, apoyarás a la agricultura de la zona y, probablemente, a pequeños productores locales.

5. Participa en una actividad de limpieza urbana cuando viajes

Los residuos son un quebradero de cabeza en todo el mundo. Muchas ciudades cuentan con organizaciones locales que pueden ayudarte a participar en actividades de recogida de basura para mantener limpias las ciudades y la naturaleza. Por ejemplo, el Community Tourism Program de Airbnb promueve iniciativas como My Green Trip. Esta ONG organiza cada cierto tiempo campañas de limpieza en todo el mundo. También ofrece un kit de viaje para recoger residuos estés donde estés. Si te interesa este tema, echa un vistazo a la página de My Green Trip.

5. Participa en una actividad de limpieza urbana cuando viajes

Los residuos son un quebradero de cabeza en todo el mundo. Muchas ciudades cuentan con organizaciones locales que pueden ayudarte a participar en actividades de recogida de basura para mantener limpias las ciudades y la naturaleza. Por ejemplo, el Community Tourism Program de Airbnb promueve iniciativas como My Green Trip. Esta ONG organiza cada cierto tiempo campañas de limpieza en todo el mundo. También ofrece un kit de viaje para recoger residuos estés donde estés. Si te interesa este tema, echa un vistazo a la página de My Green Trip.

6. Intenta comprar comida sin envasar

¿Hace falta envasar tanto la comida? Por supuesto que no. Como consumidores, controlamos qué productos compramos y debemos ser conscientes de que muchos alimentos se envasan en exceso. Es muy fácil darse cuenta del problema si uno se fija al hacer la compra.

6. Intenta comprar comida sin envasar

¿Hace falta envasar tanto la comida? Por supuesto que no. Como consumidores, controlamos qué productos compramos y debemos ser conscientes de que muchos alimentos se envasan en exceso. Es muy fácil darse cuenta del problema si uno se fija al hacer la compra.

7. Cambia las bolsas de plástico por otras de tela

Las bolsas de tela son un recurso muy útil. El uso de bolsas de plástico genera una cantidad inmensa de residuos que se puede evitar fácilmente. Las bolsas reutilizables son una forma sencilla de ahorrar recursos y reducir los residuos plásticos. Además, caben perfectamente en la mochila o en el bolso.

7. Cambia las bolsas de plástico por otras de tela

Las bolsas de tela son un recurso muy útil. El uso de bolsas de plástico genera una cantidad inmensa de residuos que se puede evitar fácilmente. Las bolsas reutilizables son una forma sencilla de ahorrar recursos y reducir los residuos plásticos. Además, caben perfectamente en la mochila o en el bolso.

8. Pásate del protector solar con filtros químicos a uno con minerales

Los protectores para el sol convencionales son una amenaza para los océanos porque los corales son muy susceptibles a los filtros que incluyen. La consecuencia directa es la muerte de estos corales, que pone en peligro la supervivencia de los océanos y sus habitantes marinos. Como alternativa, puedes comprar cremas con minerales que se degradan de manera natural.

8. Pásate del protector solar con filtros químicos a uno con minerales

Los protectores para el sol convencionales son una amenaza para los océanos porque los corales son muy susceptibles a los filtros que incluyen. La consecuencia directa es la muerte de estos corales, que pone en peligro la supervivencia de los océanos y sus habitantes marinos. Como alternativa, puedes comprar cremas con minerales que se degradan de manera natural.

9. Deshazte de los residuos correctamente y acuérdate de recoger la basura que generes

Es más fácil de lo que parece: cuando viajes, intenta generar la menor cantidad de residuos posible y recíclalos como corresponda. Ponte en contacto con tu anfitrión para que te explique cómo se recicla en su zona.

9. Deshazte de los residuos correctamente y acuérdate de recoger la basura que generes

Es más fácil de lo que parece: cuando viajes, intenta generar la menor cantidad de residuos posible y recíclalos como corresponda. Ponte en contacto con tu anfitrión para que te explique cómo se recicla en su zona.

10. Usa las toallas durante varios días

Para reducir el número de ciclos de lavado y consumir menos detergente, agua y electricidad, utiliza las mismas toallas varios días. Es una forma de ahorrar energía y recursos mientras proteges el medioambiente.

10. Usa las toallas durante varios días

Para reducir el número de ciclos de lavado y consumir menos detergente, agua y electricidad, utiliza las mismas toallas varios días. Es una forma de ahorrar energía y recursos mientras proteges el medioambiente.