Ir al contenido

Diez consejos para hospedar de forma sostenible

Hemos recopilado diez consejos sencillos y prácticos pensados para quienes quieren hospedar de una forma más sostenible y gestionar mejor los recursos. Si incorporas unos pequeños cambios a tus hábitos y proporcionas a los huéspedes una selección cuidada de comida y productos del hogar ayudarás a proteger el medioambiente. Con tu colaboración conseguiremos que viajar sea una actividad más sostenible.
Hemos recopilado diez consejos sencillos y prácticos pensados para quienes quieren hospedar de una forma más sostenible y gestionar mejor los recursos. Si incorporas unos pequeños cambios a tus hábitos y proporcionas a los huéspedes una selección cuidada de comida y productos del hogar ayudarás a proteger el medioambiente. Con tu colaboración conseguiremos que viajar sea una actividad más sostenible.

1. Explica a tus huéspedes con antelación cómo se recicla en tu ciudad

En cada sitio la separación de residuos urbanos se gestiona de forma diferente, así que conviene contar a tus huéspedes cómo se hace donde resides. Este gesto tan sencillo tiene un impacto muy positivo en el medioambiente. Separar residuos ahorra recursos y permite reutilizar materiales como el vidrio, el papel y el plástico.

1. Explica a tus huéspedes con antelación cómo se recicla en tu ciudad

En cada sitio la separación de residuos urbanos se gestiona de forma diferente, así que conviene contar a tus huéspedes cómo se hace donde resides. Este gesto tan sencillo tiene un impacto muy positivo en el medioambiente. Separar residuos ahorra recursos y permite reutilizar materiales como el vidrio, el papel y el plástico.

2. Repón con productos a granel en vez de comprarlos envasados

El mundo no era perfecto antiguamente, pero es cierto que en la época de nuestros abuelos se podía comprar en las tiendas de alimentación de forma más sostenible y sin tanto envase. Muchos establecimientos, como tiendas de comida sana o ecológica y negocios de productos a granel, te permiten llevar tus propios envases para los cereales o el detergente, y generar así menos residuos en casa. Esta manera de comprar es sostenible y perfecta para los anfitriones que suelen dejar comida y productos básicos del hogar a disposición de los huéspedes.

2. Repón con productos a granel en vez de comprarlos envasados

El mundo no era perfecto antiguamente, pero es cierto que en la época de nuestros abuelos se podía comprar en las tiendas de alimentación de forma más sostenible y sin tanto envase. Muchos establecimientos, como tiendas de comida sana o ecológica y negocios de productos a granel, te permiten llevar tus propios envases para los cereales o el detergente, y generar así menos residuos en casa. Esta manera de comprar es sostenible y perfecta para los anfitriones que suelen dejar comida y productos básicos del hogar a disposición de los huéspedes.

3. Proporciona a los huéspedes bolsas de tela, tazas reutilizables, botellas y bolsas de la compra

Los artículos desechables, como las botellas de plástico de un solo uso, los vasos de café para llevar y las bolsas de plástico, constituyen un problema importante hoy en día. Es fácil evitar este tipo de desperdicios para ahorrar recursos. Como anfitrión, una buena idea para colaborar con el medioambiente es ofrecer a tus huéspedes tazas para llevar y botellas reutilizables, además de bolsas de malla y de tela para hacer la compra. Avisa a los huéspedes si el agua del grifo de tu ciudad se puede beber. Tanto la producción como el transporte de agua embotellada en plástico o vidrio generan CO₂.

3. Proporciona a los huéspedes bolsas de tela, tazas reutilizables, botellas y bolsas de la compra

Los artículos desechables, como las botellas de plástico de un solo uso, los vasos de café para llevar y las bolsas de plástico, constituyen un problema importante hoy en día. Es fácil evitar este tipo de desperdicios para ahorrar recursos. Como anfitrión, una buena idea para colaborar con el medioambiente es ofrecer a tus huéspedes tazas para llevar y botellas reutilizables, además de bolsas de malla y de tela para hacer la compra. Avisa a los huéspedes si el agua del grifo de tu ciudad se puede beber. Tanto la producción como el transporte de agua embotellada en plástico o vidrio generan CO₂.

4. Informa a los huéspedes sobre la red de transporte público de tu ciudad

La huella de carbono producto del transporte público, ya sean bicis, metro o trenes, es mucho menor que la de los aviones, barcos y coches. Anima a tus huéspedes a hacer una ruta en bicicleta o utilizar el transporte público en vez de ir en coche. Es una forma de ahorrar recursos y preservar nuestro entorno. Explícales también cómo ahorrar en transporte y facilítales horarios y recomendaciones para desplazarse por la ciudad o por la zona.

4. Informa a los huéspedes sobre la red de transporte público de tu ciudad

La huella de carbono producto del transporte público, ya sean bicis, metro o trenes, es mucho menor que la de los aviones, barcos y coches. Anima a tus huéspedes a hacer una ruta en bicicleta o utilizar el transporte público en vez de ir en coche. Es una forma de ahorrar recursos y preservar nuestro entorno. Explícales también cómo ahorrar en transporte y facilítales horarios y recomendaciones para desplazarse por la ciudad o por la zona.

5. Usa productos de limpieza respetuosos con el medioambiente

Acuérdate de incluir este tipo de productos en tu cesta de la compra. El limpiador de vinagre y el ácido cítrico garantizan higiene y brillo y son igual de efectivos que los productos químicos convencionales. Su ventaja es que son biodegradables, así que no dañan el medioambiente. Las esponjas reutilizables se pueden lavar a 60 grados y son una buena alternativa a las de plástico. Además de ser respetuosas con el medioambiente, duran mucho tiempo.

5. Usa productos de limpieza respetuosos con el medioambiente

Acuérdate de incluir este tipo de productos en tu cesta de la compra. El limpiador de vinagre y el ácido cítrico garantizan higiene y brillo y son igual de efectivos que los productos químicos convencionales. Su ventaja es que son biodegradables, así que no dañan el medioambiente. Las esponjas reutilizables se pueden lavar a 60 grados y son una buena alternativa a las de plástico. Además de ser respetuosas con el medioambiente, duran mucho tiempo.

6. Ofrece una cafetera sin cápsulas

Las cápsulas de café, ya sean de papel, aluminio o plástico, generan muchos residuos y dañan el medioambiente. Por su parte, las cafeteras convencionales son más baratas a largo plazo porque el café molido cuesta bastante menos que las cápsulas.

6. Ofrece una cafetera sin cápsulas

Las cápsulas de café, ya sean de papel, aluminio o plástico, generan muchos residuos y dañan el medioambiente. Por su parte, las cafeteras convencionales son más baratas a largo plazo porque el café molido cuesta bastante menos que las cápsulas.

7. Informa a los huéspedes de las actividades de limpieza de la zona

Cada vez se organizan más eventos que reúnen a voluntarios para recoger basura y mantener las ciudades más limpias. Anímate a compartir información sobre estas iniciativas con tus huéspedes. Son buenas para el entorno y generan un efecto positivo en las ciudades y sus habitantes.

7. Informa a los huéspedes de las actividades de limpieza de la zona

Cada vez se organizan más eventos que reúnen a voluntarios para recoger basura y mantener las ciudades más limpias. Anímate a compartir información sobre estas iniciativas con tus huéspedes. Son buenas para el entorno y generan un efecto positivo en las ciudades y sus habitantes.

8. Elige dispositivos sostenibles

Si ya cuentas con un proveedor de energía renovable, intentar ser aún más sostenible: compra bombillas de bajo consumo o mejora los aislamientos de las puertas y ventanas en casa. Cuando vayas a comprar un electrodoméstico, fíjate también en que tenga calificación A++ como mínimo. Es una forma de ahorrar una gran cantidad de electricidad y agua. Además, intenta que estos dispositivos incluyan piezas que se puedan reemplazar fácilmente si se estropean. Así, ahorras dinero y cuidas el medioambiente.

8. Elige dispositivos sostenibles

Si ya cuentas con un proveedor de energía renovable, intentar ser aún más sostenible: compra bombillas de bajo consumo o mejora los aislamientos de las puertas y ventanas en casa. Cuando vayas a comprar un electrodoméstico, fíjate también en que tenga calificación A++ como mínimo. Es una forma de ahorrar una gran cantidad de electricidad y agua. Además, intenta que estos dispositivos incluyan piezas que se puedan reemplazar fácilmente si se estropean. Así, ahorras dinero y cuidas el medioambiente.

9. Explica a los huéspedes cómo usar correctamente la calefacción y el aire acondicionado

Para asegurarte de que la energía se usa de forma eficiente, te recomendamos que les cuentes brevemente a tus huéspedes cómo tienen que utilizar la calefacción y el aire acondicionado. También es importante recordarles que ajusten la temperatura cuando salgan del alojamiento

9. Explica a los huéspedes cómo usar correctamente la calefacción y el aire acondicionado

Para asegurarte de que la energía se usa de forma eficiente, te recomendamos que les cuentes brevemente a tus huéspedes cómo tienen que utilizar la calefacción y el aire acondicionado. También es importante recordarles que ajusten la temperatura cuando salgan del alojamiento

10. Si un electrodoméstico se rompe, repáralo en vez de comprar uno nuevo

Antes de comprar un frigorífico o lavadora nuevos, comprueba si se pueden reparar por un precio más asequible. Así, le harás un favor al medioambiente.

10. Si un electrodoméstico se rompe, repáralo en vez de comprar uno nuevo

Antes de comprar un frigorífico o lavadora nuevos, comprueba si se pueden reparar por un precio más asequible. Así, le harás un favor al medioambiente.