Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos

    Cómo prepararse para ser anfitrión

    Tanto si estás dando tus primeros pasos en el mundo de los anfitriones como si ya dominas el arte de hospedar, prepararlo todo un poco siempre viene de maravilla. Te damos unas cuantas ideas para que todo vaya sobre ruedas y puedas aumentar las probabilidades de conseguir evaluaciones excelentes.

    Pon a punto el calendario

    Gestionar el calendario es una parte importante de tus tareas como anfitrión. De hecho, si lo tienes siempre al día, os facilitará la vida tanto a ti como a los viajeros.

    Organiza la información que les darás a los huéspedes

    • Si quieres que los huéspedes verifiquen su identidad antes de reservar, asegúrate de tener esa opción configurada.
    • Puedes consultar los perfiles de los viajeros para saber más sobre ellos o iniciar una conversación para crear buen ambiente antes de la estancia.
    • No olvides escribir instrucciones para la llegada e incluir tus datos de contacto, la contraseña del wifi, la guía de tu barrio, las normas de la casa y cualquier otra información que los huéspedes necesiten para sentirse como en casa.

    Prepara el alojamiento

    • Baraja la posibilidad de ofrecer llegada autónoma para que los huéspedes puedan entrar en el alojamiento cuando no estés.
    • Compra en grandes cantidades determinados productos para los huéspedes, como jabón, agua embotellada o aperitivos.
    • Ten a mano suficientes sábanas y toallas de repuesto para no tener que esperar a lavar las de la estancia anterior.
    • Plantéate contratar servicios de limpieza y gestión profesionales, y recuerda que muchos anfitriones incluyen gastos de limpieza para compensar este coste.

    Visita el Centro de recursos para ver algunos consejos sobre cómo crear una experiencia fantástica para los huéspedes, por ejemplo, con una guía para la llegada.

    ¿Has obtenido la ayuda que necesitabas?

    Artículos relacionados