Ir al contenido
Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos

    Estrategia fiscal de Airbnb para el Reino Unido

    Introducción

    Airbnb («el Grupo») cumple la legislación y los requisitos fiscales de todos los territorios en los que desarrolla su actividad, incluido el Reino Unido. Para nosotros, el cumplimiento implica el pago de las cantidades adecuadas de impuestos en el momento que corresponde, y también supone la comunicación de los hechos y circunstancias pertinentes a las autoridades fiscales, así como la solicitud de beneficios e incentivos fiscales, de la manera prevista, cuando resulten aplicables.

    Airbnb se compromete a colaborar con los organismos gubernamentales en las jurisdicciones donde nuestros huéspedes tienen su hogar para garantizar una recaudación fiscal justa.

    Asimismo, satisfacemos nuestras obligaciones fiscales en general (incluido el impuesto sobre sociedades, el IVA, el impuesto sobre productos y servicios [GST, por sus siglas en inglés], el impuesto sobre ventas y uso, así como otros tributos) de conformidad con la normativa de cada jurisdicción y de cada país en los que ejercemos nuestra actividad.

    Enfoque a la gestión de riesgos fiscales y mecanismos de gobernanza

    Esta estrategia fiscal aplicable al Reino Unido ha sido elaborada y aprobada por el Equipo Fiscal, el cual está supervisado por el personal de la alta dirección, incluido el Responsable global en materia fiscal.

    El equipo de altos directivos, incluido el Responsable global en materia fiscal de Airbnb, se encarga de establecer una cultura sólida de gestión de los riesgos fiscales, es responsable de la fiscalidad del Grupo y supervisa los riesgos fiscales que, a su vez, cuentan con la supervisión del Consejo de Administración. Los riesgos fiscales y los mecanismos de gobernanza garantizan que todas las decisiones en materia tributaria se someten a revisión y aprobación por parte de personal debidamente cualificado y con experiencia suficiente, que se cumplen todas las obligaciones fiscales y que se solicita asesoramiento externo en caso necesario.

    Compromiso de cumplimiento

    En Airbnb, cumplimos la legislación y los requisitos fiscales de todos los territorios en los que ejercemos nuestra actividad.

    Nuestro objetivo es generar valor de forma sostenible proporcionando apoyo a nuestras empresas para garantizar que sus actividades comerciales están organizadas, haciendo uso de los beneficios fiscales disponibles y asegurando el cumplimiento de todas las leyes y todos los requisitos fiscales en todos los territorios en los que ejercemos nuestra actividad. Mediante estas acciones, tenemos en cuenta los intereses de nuestros grupos de interés y aseguramos una interacción eficaz con las autoridades fiscales, así como la transparencia de nuestros asuntos fiscales. Nuestras obligaciones fiscales están sujetas a un marco de control de riesgos muy firme que protege al Grupo de los riesgos financieros, operativos y relacionados con su reputación.

    En el Reino Unido, por ejemplo, hemos creado una página para «Ser un anfitrión responsable» en la que se informa a los anfitriones de las reglas y normativas locales, incluidas las consecuencias fiscales de los ingresos que obtienen alojando a huéspedes.

    Enfoque de planificación fiscal

    Nuestro enfoque relativo a la planificación fiscal en el Reino Unido se rige por los principios fiscales de Airbnb, que son los siguientes:

    • Airbnb acata todas las leyes en general y paga los impuestos que le corresponden.
    • Airbnb evalúa cuidadosamente las implicaciones fiscales de sus actividades comerciales y se ocupa de sus obligaciones fiscales en el marco de sus operaciones comerciales habituales.
    • Airbnb no contrae acuerdos artificiales o abusivos con el fin de reducir su responsabilidad fiscal en el Reino Unido. Nuestras declaraciones fiscales reflejan las actividades comerciales que Airbnb ha llevado a cabo en el Reino Unido.
    • Airbnb se compromete a asegurarse de que abona las cantidades correctas de impuestos en cada país en el que ejerce su actividad comercial.

    Nivel de riesgo fiscal aceptado

    A la vista de la magnitud de nuestra actividad y del volumen de nuestras obligaciones fiscales, resulta inevitable que surjan riesgos derivados de la interpretación de la legislación fiscal vigente en cada momento y de nuestros mecanismos de cumplimiento. Nos esforzamos activamente por identificar, evaluar, gestionar y supervisar los riesgos fiscales para asegurar que encajan bien con los principios de gestión de los riesgos del Grupo.

    El Grupo considera que los riesgos fiscales pueden ser de naturaleza financiera, operativa o relacionada con su reputación. Consideramos el cumplimiento de nuestras obligaciones fiscales un elemento fundamental de la gestión de los riesgos fiscales y optamos por una política de bajo riesgo fiscal.

    Enfoque a la interacción con las autoridades fiscales

    Interactuamos con las autoridades fiscales, incluido el Servicio de Aduanas e Impuestos del Reino Unido (HMRC, por sus siglas en inglés), con honestidad, integridad, respeto, legitimidad y con ánimo de colaborar.

    Nuestro objetivo es mantener una relación profesional y constructiva y comunicarnos con las autoridades fiscales de manera transparente, pues reconocemos que la pronta resolución de los riegos es beneficiosa para todas las partes. Realizamos nuestras declaraciones fiscales de la forma más clara posible e intentamos plantear los problemas importantes de forma proactiva de modo que las autoridades fiscales puedan optimizar sus recursos. En ciertos casos, podemos ponernos en contacto con las autoridades fiscales antes de llevar a cabo operaciones concretas con el objetivo de confirmar la aplicación adecuada de la legislación fiscal.

    El Grupo considera de gran importancia guardar buena relación con las autoridades fiscales y está comprometido con la transparencia y la colaboración con las mismas. Para ello, el Grupo adopta las siguientes medidas:

    • Presentación de todas las declaraciones fiscales a su debido tiempo, incluyendo suficientes detalles como para que el HMRC y otras autoridades fiscales puedan valorar con precisión la actividad comercial de la empresa declarante;
    • Asegurarnos de que todas las declaraciones fiscales van acompañadas de la documentación justificativa correspondiente, incluidos los registros de auditoría y las aprobaciones de auditoría correspondientes;
    • El cálculo y pago correctos de los impuestos devengados;
    • Mantener mecanismos de contabilidad firmes y precisos y cumplir con las disposiciones del Director de Contabilidad en el Reino Unido, y
    • Asegurar que los equipos pertinentes encargados del cumplimiento que están involucrados en la supervisión de los procesos fiscales cuentan con los recursos y el apoyo adecuados y que se dispone del personal necesario para gestionar los problemas fiscales a su debido tiempo.

    Este documento relativo a nuestra estrategia fiscal se publica con arreglo al artículo 161 y al artículo 19, apartado 2, del Anexo 19 de la Ley de Finanzas de 2016 del Reino Unido.

    ¿Has obtenido la ayuda que necesitabas?