Aparecerán sugerencias al escribir el texto de búsqueda. Utiliza las flechas hacia arriba y hacia abajo para consultarlas. Pulsa Intro para seleccionar. Si la selección es una frase, esa frase se introducirá en el buscador. Si la sugerencia es un enlace, el navegador accederá a esa página.
¿Cómo es el proceso?

Seguridad en materia de incendios y monóxido de carbono

Es importante que te sientas a salvo en el alojamiento que decidas reservar. Por eso, te recomendamos que leas estos consejos antes de tu estancia.

Información útil antes del viaje

Recomendamos a los anfitriones que instalen detectores de humo y de monóxido de carbono (CO) en sus alojamientos, pero también es importante que tú, como huésped, sigas ciertos consejos de seguridad cuando viajes.

Comprueba si un alojamiento tiene detectores de humo y de monóxido de carbono tanto antes de reservar como al llegar. Encontrarás esta información en la lista de servicios, en el apartado Seguridad en el hogar.

Los detectores de monóxido de carbono no son habituales en muchos lugares del mundo, por lo que te recomendamos que lleves uno cuando te vayas de viaje. Sobre todo si, según la información del anuncio, no hay uno instalado en el alojamiento que has reservado.

Información sobre el monóxido de carbono

El monóxido de carbono (CO) es un gas invisible, inodoro e incoloro que se produce cuando ciertos combustibles (como la gasolina, la madera, el carbón, el gas natural, el propano, el petróleo y el metano) se queman de forma incompleta. Se puede producir en aparatos de combustión domésticos, como hornillos, fogones, calentadores de agua y calefactores. Los niveles de monóxido de carbono elevados pueden ser mortales.

Medidas preventivas de la Cruz Roja Americana

  • No utilices nunca un generador, una parrilla, un hornillo u otros dispositivos que se enciendan con gasolina, propano, gas natural o carbón vegetal dentro de una vivienda, un garaje, un sótano, un entresuelo o cualquier zona parcialmente cerrada.
  • Deja siempre este tipo de dispositivos en espacios exteriores y mantenlos alejados de puertas, ventanas y conductos de ventilación que puedan dejar entrar el monóxido de carbono.
  • Recuerda que abrir puertas y ventanas o usar ventiladores no impide que el monóxido de carbono se acumule en interiores. Aunque este gas no puede verse ni olerse, puede incapacitar a una persona rápidamente y causarle la muerte. Si empiezas a marearte o sientes aturdimiento o debilidad, sal inmediatamente a un espacio al aire libre.
  • Los detectores de monóxido de carbono deben instalarse en puntos centrales en cada piso de un alojamiento, así como fuera de las áreas destinadas a dormir, para avisar a tiempo en caso de que el gas empiece a acumularse.
  • Pregunta a tu anfitrión si comprueba con regularidad que estas alarmas tengan pilas y si las cambia siempre que sea necesario.

Si suena un detector de monóxido de carbono:

  1. Sal rápidamente a un lugar al aire libre.
  2. Nunca ignores el aviso del detector.
  3. Llama a los servicios de emergencia locales.
  4. Quédate en un lugar al aire libre hasta que el personal de emergencia llegue para ayudarte.

Encontrarás más información en www.redcross.org/homefires.

* Para facilitar la comunicación con los usuarios de todo el mundo, solemos utilizar los términos detector y alarma indistintamente.

El nombre, el emblema y el material protegido por derechos de autor de la Cruz Roja Americana se utilizan con su permiso, lo que en ningún caso constituye un aval, expreso o implícito, de ningún producto, servicio, empresa, opinión o postura política. El logotipo de la Cruz Roja Americana es una marca registrada y su titularidad corresponde a The American National Red Cross. Para obtener más información sobre la Cruz Roja Americana, entra en redcross.org.

¿Este artículo te ha resultado útil?

Artículos relacionados

Consigue ayuda con tus reservas, tu cuenta y mucho más.
Inicia sesión o regístrate