Ir al contenido
    Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos

    Si soy huésped, ¿tengo que pagar impuestos por mis reservas?

    En algunas ocasiones, los huéspedes en Airbnb tienen la obligación de pagar impuestos.

    Algunas normativas locales obligan a los anfitriones a cobrarlos. Cuando esto ocurre, les recomendamos que incluyan el importe correspondiente al impuesto en el precio de la reserva, aunque algunos prefieren cobrarlo directamente en el momento de la llegada. En ambos casos, es importante que dejen claro cuáles son los impuestos que aplican, detallándolo en la descripción de sus anuncios y en los mensajes que intercambien con los viajeros antes de reservar.

    En algunos lugares, Airbnb ha establecido acuerdos con la administración local para recaudar y liquidar determinados impuestos en nombre de los anfitriones. En función de la legislación y la normativa de cada país, pueden calcularse sobre un porcentaje, estar sujetos a una tarifa fija o depender del número de huéspedes, de la duración de la estancia o del tipo de propiedad reservada. Cuando un usuario reserva un alojamiento en alguno de esos lugares, el importe correspondiente a los impuestos recaudados se muestra de forma automática en la página de pago y se incluye en el recibo de la reserva una vez confirmada.

    Asimismo, estamos obligados a aplicar IVA u otro impuesto equivalente (como el impuesto japonés sobre el consumo) a las comisiones de Airbnb en los países que gravan los servicios electrónicos. En la actualidad, esta norma es aplicable en todos los países de la Unión Europea, Albania, Arabia Saudí, Bahamas, Chile, Colombia, Islandia, Japón, México, Noruega, Sudáfrica, Suiza y Uruguay.

    Además, tenemos la obligación de recaudar el IVA sobre las comisiones de servicio de todos los usuarios que utilicen Airbnb China.

    Más información acerca del impuesto sobre el valor añadido.

    ¿Has obtenido la ayuda que necesitabas?
    Artículos relacionados