Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos

    Consejos para anfitriones de estancias largas

    Algunos Superanfitriones nos explican cuándo enviar mensajes o qué detalles puedes tener en cuenta.
    Publicado por Airbnb el 2 de ago. de 2022
    Lectura de 4 min
    Última actualización: 2 de ago. de 2022

    Lo más destacable

    • Mantener el contacto con los huéspedes de estancias largas suele beneficiar a los anfitriones.

    • Un simple detalle puede marcar la diferencia y reflejarse positivamente en las evaluaciones.

    • Prueba estas recomendaciones de algunos Superanfitriones.

    A muchos anfitriones les gusta mantenerse en contacto con los huéspedes y tener unos detalles extra durante las estancias largas. Según nos cuentan, estar ahí en momentos clave ayuda a entablar buenas relaciones con los viajeros, a solucionar rápidamente los problemas que surjan en el alojamiento y a conseguir evaluaciones positivas al final de la estancia.

    El arte de deleitar a los huéspedes que reservan estancias largas es relativamente fácil de dominar. Solo tienes que pensar en lo que ya haces para las estancias cortas e ir un pasito más allá. Si estás pensando en recibir viajeros durante temporadas más largas o quieres perfeccionar tu forma de hospedar, pon a prueba estos consejos de Superanfitriones.

    Descubre cuándo enviar mensajes

    Si los huéspedes se van a quedar en tu alojamiento una temporada, lo ideal es que estés en contacto con ellos para comprobar que todo va bien y responder rápidamente a cualquier cuestión que surja.

    Annette es Superanfitriona en San Francisco y suele decirles a sus huéspedes: «Si se avería alguna cosilla durante vuestra estancia (al fin y al cabo, os vais a quedar como mínimo un mes ¡y a veces hay imprevistos!), no os molestéis en arreglarla vosotros, aunque no sea mucho. Solo tenéis que decírnoslo y nos ocuparemos de todo».

    A continuación, te dejamos algunos ejemplos de buenos momentos para contactar con los huéspedes y te contamos qué puedes decir:

    • Después de la llegada: puedes preguntarles si lo encuentran todo a su gusto y si necesitan algo más.
    • Tras una semana en el alojamiento: pregúntales cómo va todo y recuérdales cómo pueden contactar contigo si se estropea u ocurre algo.
    • En el ecuador de la estancia: pregúntales si tienen alguna duda o si han tenido problemas con algo y acuérdate de darles las gracias por haber elegido tu alojamiento.

    Incluye en las normas de la casa toda la información importante de tu espacio, como las instrucciones de seguridad. Si tienes señales de aviso o pautas para emergencias, es buena idea que estén traducidas profesionalmente a los principales idiomas de tus huéspedes extranjeros para que puedan entenderlas.

    Acuérdate de que puedes usar los mensajes programados, que se envían automáticamente a tus huéspedes. Así no tendrás que emplear tiempo en redactar mensajes parecidos, como el del primer día de la estancia.

    Presta atención a los detalles

    El tipo de hospitalidad que sorprende es la que va más allá de lo estándar e incluye sorpresas en forma de detalles o servicios adicionales. Los viajeros que reservan estancias largas aprecian estas muestras de atención; con los pequeños gestos, les demuestras que te preocupas por que se encuentren cómodos en tu alojamiento y les agradeces que lo hayan elegido.

    Estos son algunos detalles que recomiendan los Superanfitriones y que puedes tener en cuenta:

    • Limpieza periódica: hacer una limpieza gratuita a mitad de la estancia no solo contentará a los huéspedes, sino que te dará la oportunidad de hacer una puesta a punto rápida del alojamiento, ya puedes aprovechar para cambiar bombillas fundidas y las pilas de los mandos, poner filtros nuevos, etc. También puedes ofrecer un servicio de limpieza más frecuente y cobrar una comisión para cubrir los costes de los empleados. «Si crees que pagar a un equipo de limpieza tan asiduamente puede salirse de tu presupuesto, ofrece a los huéspedes la opción de limpiar y cambiar las sábanas semanalmente o cada dos semanas», dice Emily, una Superanfitriona de Sugarhill, Carolina del Norte.
    • Recomendaciones locales: dejar una guía con tus restaurantes preferidos, actividades y sitios de interés puede ayudar a que los huéspedes que se queden más tiempo descubran el lugar a fondo. «Animamos a nuestros huéspedes a que disfruten de Hudson Valley durante su estancia como si vivieran aquí, ya que van a pasar más tiempo», dice Hillary, Superanfitriona en Hudson, Nueva York.
    • Cosas de casa: ofrecer artículos o servicios para que los huéspedes se sientan como en casa puede hacer que una estancia agradable se convierta en una memorable. Pregunta a tus huéspedes si falta algún servicio esencial para ellos, como mantas o almohadas extra, utensilios de cocina, material de oficina o cualquier cosa que necesiten para sus mascotas. «Muchos de mis huéspedes no conciben sus vacaciones sin sus mascotas», dice Andrea, una Superanfitriona en Leavenworth, Washington. Los viajeros verán que también te preocupas por sus amigos de cuatro patas si les recomiendas cuidadores, veterinarios de emergencia y lugares de la zona en los que admitan mascotas.
    • Utensilios de cocina: si tu espacio cuenta con una cocina, es muy posible que los huéspedes de las estancias largas la utilicen más a menudo que los que solo pasan un fin de semana. «Procura que los huéspedes que se vayan a quedar más tiempo dispongan de una cocina bien equipada», aconseja la Superanfitriona Andrea. «Yo siempre dejo diferentes tipos de cafeteras, té y café suficiente, además de aceite y especias para cocinar». Si en tu alojamiento no hay cocina, los huéspedes de estancias largas agradecerán tener, al menos, una cafetera, un minifrigorífico y un microondas.
    • Detalle sorpresa: puedes dejar a los viajeros un producto local de regalo con una nota escrita a mano. No solo estarás ayudando a la gente de tu comunidad, sino que servirá para que el huésped recuerde su estancia. «Cuanto más pequeño y ligero sea, mejor», dice Donna, Superanfitriona en San Francisco. «Personalmente, prefiero que sea algo comestible, así pueden consumirlo durante la estancia si lo desean».

    Encontrarás más consejos sobre cómo comunicarte con los huéspedes y ofrecer una gran hospitalidad en estos artículos, que te ayudarán a sorprender a los viajeros.

    La información de este artículo puede haber cambiado desde su publicación.

    Lo más destacable

    • Mantener el contacto con los huéspedes de estancias largas suele beneficiar a los anfitriones.

    • Un simple detalle puede marcar la diferencia y reflejarse positivamente en las evaluaciones.

    • Prueba estas recomendaciones de algunos Superanfitriones.

    Airbnb
    2 de ago. de 2022
    ¿Te ha resultado útil?