Ir al contenido

Castillo de la Hazalara, Nº VTAR/MA/764

Perfil de usuario de Placido
Placido

Castillo de la Hazalara, Nº VTAR/MA/764

Alojamiento entero
10 huéspedes5 dormitorios7 camas3,5 baños
10 huéspedes
5 dormitorios
7 camas
3,5 baños
Ubicación fantástica
El 100 % de los últimos huéspedes han valorado con 5 estrellas la ubicación.
Fantástico proceso de llegada
El 100 % de los últimos huéspedes han valorado con 5 estrellas el proceso de llegada.

Castillo de la Hazalara es una casa Chalet en Cómpeta con hermosas vistas al mar y al pueblo con el encanto de un pueblo típico andalú, donde sus vacaciones serán inolvidables.
La casa tiene 5 dormitorios, tres baños, un aseo y amplia cocina.

Servicios

Aire acondicionado
TV por cable
Elementos básicos
Calefacción
No disponible: Detector de humo
No disponible: Detector de monóxido de carbono
El anfitrión no ha indicado si la vivienda cuenta con detectores de humo o monóxido de carbono.

Distribución de las camas

Dormitorio 1
1 cama de matrimonio
Dormitorio 2
2 camas individuales
Dormitorio 3
2 camas individuales
Dormitorio 4
1 cama de matrimonio
Dormitorio 5
1 cama de matrimonio

Normas de la casa

No se admiten mascotas
Prohibido fumar y organizar fiestas o eventos
La hora de llegada es flexible y la salida debe efectuarse antes de las 11:00

Accesibilidad

Entrada ancha al baño
Camino a la entrada bien iluminado

Disponibilidad

15 evaluaciones

Anfitrión: Placido

Torre del Mar, EspañaSe registró en julio de 2013
Perfil de usuario de Placido
20 evaluaciones
Soy de Cómpeta tengo 59 años y estoy casado con Rosa, soy fontanero, técnico de gas GLP, instalador de calefacción, climatización aire, energía solar etc Me gustan los animales, la naturaleza, la música, las películas de aventuras y ciencia ficción, las personas de…
Idiomas: English, Español
Ratio de respuesta: 100%
Tiempo de respuesta: en menos de una hora
Comunícate siempre a través de AirbnbPara que tus pagos estén protegidos, nunca transfieras dinero ni te comuniques desde fuera de la página o de la aplicación de Airbnb.

El barrio