Florencia es el anfitrión.Florencia es Superhost.

La Chingada. Hermosa casa jardín!!! A/C

MéxicoQuintana RooTulum
Casa/apto. entero
7 huéspedes
3 dormitorios
5 camas
1 adulto
0 niños
De 2 a 12
0 bebés
Menos de 2
Máximo permitido de huéspedes: 7. Los bebés no suman en el recuento.
No se efectuará ningún cargo aún.
1053 viajeros han guardado este espacio

Información sobre este anuncio

Hermosa casa nueva, súper ubicada, segura, de tres amplias habitaciones (2 con AC a la noche), tres baños y una increíble palapa protegida con mosquitero en donde están la sala y la cocina. Cuenta con una enorme jardín lleno de plantas tropicales.


El alojamiento
Baños: 3
Dormitorios: 3
Camas: 5
Salida: 11:00
Tipo de habitación: Casa/apto. entero

Servicios

Precios
Depósito de seguridad: 143€
Cancelación: Estricta

Descripción

Hermosa casa nueva, súper ubicada, segura, de tres amplias habitaciones (2 con AC a la noche), tres baños y una increíble palapa protegida con mosquitero en donde están la sala y la cocina. Cuenta con una enorme jardín lleno de plantas tropicales.

“La chingada nació junto con el México independiente”. Sabemos de ese origen poderoso por la pluma de Enrique Serna, el autor de La sangre erguida. Cuenta que hacia 1840 Andrés Quintana Roo y otros intelectuales que asistían a las tertulias celebradas en la Librería Andrade, manifestaban un vivo interés por el origen del verbo chingar que, para entonces, ya se conjugaba a diario en todas las pulquerías. Así, el “uso generalizado de la palabra coincidió con el surgimiento de la conciencia nacional”.
¿Sabremos alguna vez qué relación tiene la chingada con la conciencia? Menuda pregunta. Por lo pronto, no tenemos dudas de su innegable dimensión nacional. La prueba más contundente es su extendido uso: no respeta límites territoriales, divisiones políticas, desigualdades sociales, fracturas culturales ni fronteras generacionales. No hay dios que valga. En sus más variadas aplicaciones, derivaciones y acepciones, la chingada es lo que podríamos llamar un “patrimonio nacional”.
De todas sus aplicaciones, quizá la más común sea aquella en la que una de las partes ofrece a otra retirarse a un lugar lejano e indefinido: “¡Vete a la chingada!”. Lo escuchamos o lo dijimos infinidad de veces. Pues bien, ya que la chingada es un lugar al que, en silencio o a viva voz, hemos mandado o hemos ido alguna vez, será entonces que se trata de un destino maravilloso.
Si lo mandan a la chingada, venga a La chingada que la pasará chingón. No puede ser de otra manera.
De entrada se encontrará con un bello y enorme jardín tropical. Caminará entre zapotes, chechenes, chacás, arecas, buganvilias hasta llegar a una hermosa y espaciosa palapa de zacate: allí se emplaza la cocina-comedor y la sala. Un enorme techo tejido con milenaria sabiduría maya, se combina con el piso y una mesada de cemento pulido de estética industrial. A la derecha, si sigue por el fresco pasillo, encontrará dos habitaciones, cada una con baño y vista al jardín. Una de ellas tiene, además, acceso a un patio con piso de piedra, presidido por un hermoso zapote que baña con su sombra a un cómodo banco de madera que le convidará, como tentación (casi) irresistible, a leer un ensayo de Paz, un cuento de Borges, la novela de Rulfo o, simplemente, a descansar y disfrutar de la naturaleza.
Si, en cambio, desde la palapa sube por la escalera, descubrirá una amplia habitación, con baño y una terraza cubierta por una pérgola de madera de la zona. Arriba de la cama, en la cabecera, un pícaro diablillo y una angelita enamorados velarán sus sueños. Y si desea pasar la noche en vela, la eterna María Félix, con su seductora mirada, le hará compañía.
Todo, absolutamente todo en La chingada, fue pensado para que pase unos días mágicos, inolvidables.
Así que, ya sabe. La próxima vez que lo manden a la chingada, no se sienta agraviado, acepte el convite y venga que aquí que lo recibiremos con los brazos abiertos.


La Chingada:
- Diseño y proyecto: Julio Aibar
- Construcción: Anatan Gómez

Cocina equipada, 2 habitaciones con A/C por la noche, Wifi, TV satelital, toallas de baño y de playa. Cuenta con jardines y una preciosa terraza.

Nos relacionamos frecuentemente en forma directa, por mail, por teléfono, tratando de satisfacer cualquier requerimiento de nuestros huéspedes.

La casa está en una zona verde, segura, de desarrollo reciente y cerca de todo.

Puedes llegar en taxi, auto o bus. Si llegas en bus te buscamos en la terminal. Puedes ir caminando al centro y al supermercado o en bicicleta a la playa.

Limpieza, 40 USD. Si necesitas información sobre Tulum, lugares que visitar, recomendaciones, donde comer, etc., como así también conocer costos de alimentos, transportes y todo lo que pueda ayudarte a planificar mejor tu viaje, solicítalo y te ayudaremos!


Normas de la casa
No se admiten mascotas
No se admiten fiestas o eventos

Esperamos que nuestros huéspedes disfruten al máximo su estancia en Tulum, pero exigimos absoluto respeto a las reglas básicas de la convivencia. La Chingada está dirigida a personas que quieran disfrutar de Tulum y de la casa de un modo sereno, tranquilo. No recibimos personas o grupos que no estén dispuestos a aceptar estas normas básicas. No se permiten fiestas, no se admiten mascotas y no está permitido fumar dentro de la casa.


Disponibilidad
Estancia mínima de 3 noches.
Durante el período del 23 de Diciembre de 2017 - 31 de Diciembre de 2017 la estancia mínima es de 5 noches.

76 evaluaciones


Resumen
Veracidad
Comunicación
Limpieza
Ubicación
Llegada
Calidad

Este anfitrión tiene 382 evaluaciones por otras propiedades.

Ver otras evaluaciones

Tu anfitrión


FlorenciaFlorencia es Superhost.

Florencia

Tulum, México · Se registró en Mayo de 2014

Vivo en Tulum con mi familia, mi esposo y dos hermosos hijos. Nos encanta la naturaleza, la lectura, viajar y la buena comida.

Ratio de respuesta: 100%(hace 30 días)
Tiempo de respuesta: en menos de una hora

Conexiones sociales
Tendrás los datos exactos de la ubicación cuando la reserva esté confirmada.
No se efectuará ningún cargo aún.