Parte de la información se ha traducido automáticamente. Mostrar en el idioma original

Alquileres para vacaciones en Burgos

Encuentra y reserva alojamientos únicos en Airbnb

Cuando los resultados estén disponibles, podrás navegar usando las teclas de las flechas hacia arriba y hacia abajo, o bien tocando y deslizando la pantalla.
1 de 3 páginas
1 de 3 páginas

Servicios populares en casas para vacaciones en Burgos

Tu guía de Burgos

Introducción

Si esta ciudad empezara a contar su historia, estaría semanas relatando, porque ya sabemos que en Castilla y León todo se remonta siglos atrás, pero la historia de Burgos comienza con los seres humanos más antiguos de la península, ¡en Atapuerca! Lo que vas a encontrarte aquí o es histórico o legendario. Empieza por la catedral de Santa María que, con sus afiladas torres góticas, te hará dudar de la época en la que estás. Continúa por la tumba del famoso Cid Campeador y Doña Jimena. Y luego piérdete por las callejuelas del centro y sal de tapeo como un burgalés más. Probarás la morcilla o el queso de burgos o, si te va lo dulce, las almendras garrapiñadas o las perrunillas. ¡Prepárate para seguir las huellas de los primeros hombres hasta nuestros días!


La mejor época para quedarse en un alquiler vacacional en Burgos

Seguramente ya conozcas la fama de Burgos: es una ciudad muy fría y con nevadas frecuentes durante todo el invierno. Y no es exagerado, en otoño y en invierno hace un frío seco que baja de los 0 grados. En cambio, en verano y durante el día el calor aprieta y la media llega a los 35 grados de máxima. En primavera, el tiempo es más agradable, pero también aumentan las posibilidades de que te caiga un chaparrón. Si eres de los que con un buen abrigo no le tiene miedo al frío, el invierno y el otoño son muy característicos. Y, si eres más de calor, deja tu visita para el verano o la primavera. ¡Cada estación tiene su encanto!


Las actividades más populares en Burgos

Recorrer los secretos de Burgos

Una de las mejores maneras de comenzar tu visita es subir todas las cuestas y escaleras que te llevarán al Mirador del Castillo. ¡Vale la pena! Desde aquí podrás admirar la ciudad y hacerte un mapa mental de la ruta que quieres seguir para descubrir sus secretos, ¡que no son pocos! Y no te olvides de pasar por el puente y el arco de Santa María, porque esta foto no puede faltar en tu álbum.

El buen comer y beber

Si por algo es famosa Castilla la vieja es por su gastronomía. ¡Y Burgos no se queda atrás! Puedes salir de vinos y tapas por la calle San Lorenzo, como un burgalés más, comerte un lechazo asado maridado con los famosos tintos de Ribera del Duero o darte el capricho con sus postres más típicos, como las yemas de Burgos o la leche frita. ¡Luego lo quemarás pateando la ciudad!

El Museo de la Evolución Humana y Atapuerca

Diseñado por el arquitecto Juan Navarro Baldeweg, es uno de los museos más visitados en Castilla y León. El edificio ya vale la pena, pero lo que tiene dentro es un referente internacional, porque guarda los restos arqueológicos procedentes de todos los yacimientos de la Sierra de Atapuerca. ¿Todo listo para viajar en el tiempo?

  1. Airbnb
  2. España
  3. Castilla y León
  4. Burgos