Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos

    Cómo preparar tu espacio (y a tus huéspedes) para una emergencia

    Toma las precauciones necesarias con estos consejos de las organizaciones internacionales especializadas en salud y seguridad.
    Publicado por Airbnb el 5 de mar. de 2020
    Lectura de 6 min
    Última actualización: 5 de mar. de 2020

    Lo más destacable

    • Echa un vistazo a estos consejos y asegúrate de que tu alojamiento y tus huéspedes estén preparados para una situación de emergencia

      • Instala detectores de humo y monóxido de carbono y averigua cuáles son los signos de intoxicación

      • Planifica las labores de mantenimiento y proporciona a los huéspedes artículos útiles para emergencias

      Cuando eres anfitrión, tienes miles de cosas de las que ocuparte y, sin duda, la seguridad en el hogar es una de las más importantes. Sin embargo, aunque cambias la batería de la alarma regularmente, facilitas el plan de evacuación a los huéspedes y tomas medidas para evitar males mayores en caso de incendio, catástrofe natural o alguna otra emergencia, con tanto trajín es fácil que se te pase algo por alto. Por eso, hemos recopilado algunos consejos del Centro Mundial de Preparación para Catástrofes, la Cruz Roja Americana y otras organizaciones sanitarias y de seguridad. Aun así, es importante que también te familiarices con la normativa específica de tu zona.

      Instala detectores de humo y monóxido de carbono

      Seguro que eres consciente de lo peligrosos que son los incendios domésticos, pero ¿sabes que el monóxido de carbono también lo es? Muchos electrodomésticos de lo más comunes emiten este gas. Sin ir más lejos, las cocinas de gas, los calentadores de agua, los hornos u hornillos y las parrillas de carbón. El monóxido de carbón no se ve, no huele a nada ni es de ningún color, pero puede ser muy peligroso e incluso mortal, según advierten los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Si no se realizan las inspecciones necesarias y no se ventilan las estancias adecuadamente, estos aparatos pueden causar una acumulación de gas muy peligrosa que podrían acarrear problemas de salud graves e incluso la muerte.

      Ayuda a prevenir la intoxicación por monóxido de carbono instalando detectores en las zonas para dormir, tal y como sugiere el CDC. Según la Cruz Roja Americana, puedes ayudar a prevenir incendios instalando detectores de humo en todos los pisos de tu alojamiento y en la entrada de cada zona destinada a dormir. También puedes comprar dispositivos combinados que sirven para detectar humo y monóxido de carbono. No olvides actualizar la sección de servicios de tu anuncio para que los huéspedes sepan que has tomado estas medidas para que disfruten de una estancia más segura.

      Explica los peligros de la intoxicación por monóxido de carbono

      Cuando tengas los detectores instalados, no está de más que averigües cuáles son las fuentes más habituales de monóxido de carbono y qué pasa si lo inhalas:

      • Los signos de intoxicación resultantes incluyen dolores de cabeza, sensación de debilidad, mareo, náuseas y vómitos. Si alguno de tus huéspedes o tú presentáis estos síntomas y creéis que podrían deberse a la inhalación de este gas, salid del edificio inmediatamente y llamad al número de emergencias.
      • La guía de la casa es el lugar ideal para recordar a los viajeros que no deben utilizar parrillas u hornillos de camping en el interior bajo ningún concepto, ni siquiera en el garaje o en el sótano. Esto es particularmente importante en las zonas donde hace mucho frío y los huéspedes quizás se sientan tentados a recurrir a estos aparatos para calentarse. Explícales los riesgos que conlleva el monóxido de carbono y asegúrate de proporcionarles fuentes de calor seguras.
      • En la guía también les puedes indicar que, si salta la alarma, deben seguir un protocolo de seguridad concreto, como salir al exterior de inmediato o, si no pueden hacerlo, acercarse a una ventana o puerta abierta.
      • Aunque algunas viviendas no necesitan detectores de monóxido de carbono porque no incluyen aparatos que funcionan por combustión (es decir, son eléctricos), nunca está de más consultar al cuerpo de bomberos para confirmar que has tomado todas las precauciones necesarias.

      Incorpora las labores de mantenimiento a tu rutina como anfitrión

      Prueba los detectores de humo y monóxido de carbono regularmente. Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades estadounidense, conviene comprobar o sustituir las baterías o las pilas cada vez que cambias de zona horaria, es decir, en primavera y en otoño. También es aconsejable cambiarlas cuando tengan entre cinco y diez años, aunque seguro que las instrucciones del fabricante pueden sacarte de dudas. Muchos detectores llevan una pegatina o una fecha impresa en la parte trasera donde figura su antigüedad o cuándo deberías renovarlos. Además de estos dispositivos, también deberías revisar periódicamente otras instalaciones, como las cocinas y estufas de leña, las chimeneas, los hornillos o el calentador del agua. Te recomendamos que dejes esta tarea en manos de un servicio profesional que se encargue de inspeccionarlas y limpiarlas.

      Mantén tu espacio y a tus huéspedes a salvo de los incendios

      Configura tu espacio pensando en la seguridad y asegúrate de que tus huéspedes sepan qué hacer en caso de incendio:

      • Instala extintores en la cocina, el garaje y, si es posible, en todos los pisos. No los coloques cerca de fuentes de calor (como un horno), ya que, según la Cruz Roja Americana, las temperaturas elevadas pueden reducir su eficacia. Puedes colocar pegatinas en las puertas y los armarios donde los guardes para que resulten fáciles de encontrar, así como explicarlo en la guía de la casa.
      • Diseña un plan de evacuación que incluya dos formas de salir de cada habitación y un punto de encuentro en el exterior, y recoge toda la información en la guía.
      • Mantén los fogones limpios y despejados para evitar incendios accidentales al cocinar.
      • Si vas a comprar un calefactor, escoge uno que se apague solo si se vuelca.
      • Recuerda a los huéspedes que apaguen los calentadores portátiles cuando no los estén utilizando, que no fumen en el interior y que nunca dejen velas encendidas sin supervisión.

      Toma precauciones por si se produce una catástrofe natural

      Inundaciones, tormentas, terremotos, incendios... Las catástrofes naturales son variadas e impredecibles, pero puedes tomar algunas medidas para tenerlo todo preparado por si ocurren. Si eres anfitrión, echa un vistazo a estos consejos:

      • Date de alta en un servicio de alertas. El Centro Global de Preparación para Catástrofes, por ejemplo, proporciona alertas de situaciones de emergencia y otras notificaciones en tiempo real a través de sus aplicaciones sobre emergencias.
      • Mantén a los huéspedes informados de lo que digan la televisión y la radio locales.
      • Recuérdales que es conveniente mantener el móvil cargado en todo momento, tener a mano dinero en efectivo y llevar el depósito lleno.

      Proporciona un botiquín y otros productos útiles por si pasa algo

      Equipa tu alojamiento con todo lo que puedan necesitar tus huéspedes en caso de emergencia:

      • Acumula algunos productos básicos para la supervivencia, como agua, alimentos no perecederos, una linterna y baterías externas.
      • Proporciónales un botiquín y otros artículos útiles en función de los riesgos de la zona, como chalecos salvavidas si el terreno es propenso a las inundaciones o mantas térmicas si hay tormentas de nieve. Puedes guardarlos en una mochila o una bolsa fácil de transportar en caso de evacuación.

      Ten a mano la información práctica para emergencias

      También es importante que los huéspedes sepan cómo actuar en caso de emergencia. Para ello, te recomendamos que descargues y cumplimentes la versión más reciente de la Guía de Airbnb para situaciones de emergencia. En ella te pediremos que proporciones información práctica, como el número de teléfono y la dirección de la comisaría, el hospital y el cuerpo de bomberos locales. También es fundamental que expliques dónde se encuentran los elementos de seguridad en tu espacio, como el extintor, el botiquín o la llave de paso del gas, y que dejes constancia del plan de evacuación. Lo ideal es disponer de al menos dos versiones: una en inglés y otra en el idioma local. Para que los huéspedes la tengan siempre a mano, puedes colocar una copia en una zona común, como la cocina o el vestíbulo, y enviársela junto con la guía de la casa.

      Y ya que hablamos de la guía, conviene que se la mandes antes de que lleguen y que incluyas información clara sobre cómo encontrar tu propiedad. Así estarás contribuyendo a que viajen de forma más segura. Es importante que tengan toda la información necesaria para abrir la caja de seguridad para llaves o entrar en el alojamiento sin contratiempos. Además, si van a llegar de noche, sería ideal que les dejaras encendida la luz de la entrada y alguna en el interior.

      Para ayudarte a llevar al día las tareas básicas, como comprobar que no falte nada en el botiquín o que los detectores de humo funcionen, también hemos creado una lista de comprobaciones de seguridad. Puedes imprimirla, colocarla en tu espacio y revisarla periódicamente. Valoramos mucho que tomes las medidas necesarias para ofrecer un espacio seguro para tus huéspedes. ¡Más vale prevenir que curar!

      Para obtener más consejos sobre cómo velar por la seguridad en tu vivienda, visita la página de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el Centro Mundial de Preparación para Catástrofes y la Cruz Roja Americana. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el Centro Mundial de Preparación para Catástrofes y la Cruz Roja Americana no avalan este contenido ni a Airbnb.

      Lo más destacable

      • Echa un vistazo a estos consejos y asegúrate de que tu alojamiento y tus huéspedes estén preparados para una situación de emergencia

        • Instala detectores de humo y monóxido de carbono y averigua cuáles son los signos de intoxicación

        • Planifica las labores de mantenimiento y proporciona a los huéspedes artículos útiles para emergencias

        Airbnb
        5 de mar. de 2020
        ¿Te ha resultado útil?