Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos

    Haz unas fotos estupendas de tu espacio con el móvil

    Te explicamos cómo configurar la cámara, componer una foto y contar una historia.
    Publicado por Airbnb el 2 de jul. de 2020
    Lectura de 7 min
    Última actualización: 4 de oct. de 2022

    Lo más destacable

    • Sacar fotos de los detalles únicos de tu alojamiento es muy fácil.

    • En este artículo te damos una serie de pautas y te indicamos todo lo que debes evitar.

    • Utiliza la lista que encontrarás al final para no olvidarte de nada importante.

    Hacer fotos de calidad con el móvil es más fácil de lo que piensas. A continuación te damos algunos trucos para sacarle el máximo partido, tanto si vas a subir las primeras imágenes a Airbnb como si has hecho mejoras en tu espacio y quieres actualizar tu anuncio.

    1. Prepara tu alojamiento

    Antes de empezar, identifica las zonas mejor iluminadas y prepara el alojamiento usando las estrategias que te proponemos en nuestro manual de fotografía. Reserva tiempo suficiente para sacar cinco o seis fotos de cada habitación.

    Durante la sesión, es importante que tengas en mente cómo aparecerán en Airbnb:

    • La primera es la foto de portada, que es la imagen principal de la página del anuncio y la que aparece en los resultados de búsqueda.
    • Las primeras cinco fotos, incluida la de portada, se muestran como un collage en la parte superior de la página del anuncio. Se cortan en forma de cuadrado, así que acuérdate de centrarlas bien.
    • En tu galería, los huéspedes encontrarán todas las imágenes de tu espacio.

    2. Comprueba los ajustes de tu móvil

    Muchos teléfonos móviles sacan unas fotos increíbles. Te contamos algunas funciones que te resultarán muy útiles y te explicamos cómo usarlas.

    Activa la cuadrícula
    Esta función te ayudará a enmarcar bien la imagen y a saber si está recta. Para usarla:

    • En iPhone: ve a Ajustes > Cámara y activa la opción Cuadrícula.
    • En Android: abre la cámara, ve a Ajustes, desplázate hacia abajo y activa la opción Cuadrícula.

    Para sacar el máximo partido a la cuadrícula, pon en práctica la regla de los tercios que te explicamos más abajo.

    Apaga el flash
    Lo mejor es utilizar luz natural. Usar flash puede crear contrastes demasiado intensos o quemar la imagen. Si tu espacio tiene ventanas, intenta fotografiarlo en las horas de más luz. En caso contrario, enciende las lámparas para crear un ambiente acogedor.

    Para quitar el flash, abre la aplicación de la cámara, busca el icono con forma de rayo y desactívalo.

    Comprueba la resolución
    Para que las fotos queden nítidas, lo ideal es que tengan como mínimo 1024 x 683 píxeles. Es posible que tu teléfono esté configurado para guardar únicamente imágenes de poca resolución. Antes de empezar la sesión, asegúrate de que las fotos vayan a guardarse con la máxima calidad posible. Cuando hayas terminado, puedes volver a cambiar este ajuste.

    3. Saca fotos dignas de un profesional

    A continuación te dejamos algunos consejos sobre lo que debes y no debes hacer para sacar unas fotos de primera.

    Asegúrate de que el encuadre no esté torcido
    PROCURA: Sujetar el teléfono recto y en paralelo al suelo. Puede que tengas que subirlo o bajarlo para centrar bien el mueble principal. En los dormitorios asegúrate de mostrar la cama; en el salón puedes dar protagonismo al sofá. Como norma general, coloca la cámara lo suficientemente alta como para que se vea la parte superior de las camas, las mesas y las encimeras.

    EVITA: Levantar el teléfono por encima de la cabeza para que se vea mejor el objeto o sostenerlo inclinado, ya que podrías distorsionar la imagen y obtener un resultado poco favorecedor.

    Sigue la regla de los tercios
    Se trata de un principio de composición fotográfica que divide horizontal y verticalmente una imagen en tercios, creando así nueve cuadrados y cuatro puntos donde las líneas se cruzan. Activar la función de cuadrícula en tu teléfono y aplicar la regla de los tercios te ayudará a que tus fotos queden rectas y tengan una composición adecuada.

    PROCURA: Posicionar el elemento protagonista de la imagen en el lugar donde se cruzan las líneas, que está ligeramente descentrado. Por ejemplo, pon el teléfono de tal manera que el objeto principal de la foto (el sofá, la cama o la mesa) quede en la intersección de las rayas, a la izquierda o la derecha de la pantalla.

    EVITA: Poner el elemento principal en el tercio inferior o superior, ya que podrías dejar información importante fuera de la foto.

    Saca fotos bien enfocadas

    PROCURA: Utilizar la opción de enfoque automático para no tener que ajustarlo manualmente.

    EVITA: Sostener el móvil solo con una mano. Sujétalo bien con las dos para mantenerlo estable y que las fotos salgan nítidas. También puedes pegar los codos a las costillas para evitar que te tiemble el pulso.

    Usa el zoom correctamente
    Los últimos modelos de móvil suelen tener modos preestablecidos para determinados formatos (por ejemplo, retrato, paisaje y panorámico). Si tu cámara incluye estas opciones, úsalas en lugar de mover físicamente el teléfono.

    Utiliza el zoom cuando quieras capturar pequeños detalles de tu espacio. Por ejemplo, para enfocar la cámara en una parte de la mesita de café, el sofá y el cuadro colgado sobre él.

    Si tu teléfono no cuenta con estas opciones, usa la configuración predeterminada para fotografiar la habitación en su conjunto y utiliza el zoom únicamente para capturar algunos detalles, como un jarrón con flores sobre la mesilla de noche o el sofá con un cuadro encima.

    4. Cuenta una historia

    Muestra por qué los viajeros deberían estar deseando quedarse en tu alojamiento. Aunque la descripción de tu anuncio contiene un montón de información importante, en Airbnb una imagen de verdad vale más que mil palabras.

      Destaca todo lo que ofreces
      A los viajeros les gusta saber qué tiene de especial un alojamiento, así que procura enseñar los servicios más interesantes en las fotos. Dales un poco de contexto para ayudarlos a visualizarlo. Por ejemplo, saca una toma general de unas toallas dobladas sobre un banco junto a la bañera, en lugar de un primer plano de los grifos.

      Aquí tienes algunos ejemplos de los servicios que podrías incluir en las imágenes y mencionar en los pies de foto:

      Orienta bien la cámara
      Las primeras cinco fotos deben estar en horizontal para que se vean bien en la cuadrícula de la página del anuncio.

      PROCURA: Hacer en vertical las fotos de espacios estrechos como vestidores, baños pequeños o balcones.

      EVITA: Elegir una imagen vertical para incluirla en la cuadrícula, ya que se cortará para ajustarse al diseño horizontal.

      Juega con la composición
      Aunque los huéspedes quieren hacerse una idea de dónde dormirán, comerán y descansarán en tu espacio, también es importante incluir fotos de pequeños detalles que capten su atención.

      Varía los planos y la orientación de la cámara para mostrar cada habitación desde todos los ángulos. ¡En la variedad está el gusto! A continuación te explicamos cuándo debes usar cada formato:

      • Plano general: sirve para que la gente se haga una idea inicial del tamaño de una habitación y de todo lo que incluye.
      • Plano medio: queda bien si se hace con una perspectiva frontal, no angulada. Este tipo de fotos ayuda a los huéspedes a entender cuál es el elemento principal de la habitación.
      • Primer plano: muestra los detalles que dan personalidad a la habitación, como unos libros colocados sobre la mesilla de noche. Cuando tomes primeros planos, cuida hasta el último detalle pensando en todo lo que va a aparecer en la imagen. Por ejemplo, ahueca las almohadas, esconde los cables y alisa las sábanas.

      PROCURA: Mostrar en las imágenes cómo están unidas las habitaciones entre sí. Por ejemplo, intenta que en la foto de un detalle se vea el salón al fondo. Piensa en tu galería de imágenes como una visita guiada para que los huéspedes se hagan una idea de la distribución del alojamiento.

      Haz más fotos de las que vayas a necesitar
      Has puesto mucho empeño en preparar tu alojamiento, así que ahora tienes que sacar fotos a todo lo que se te ocurra. Ya decidirás después cuáles quieres poner en el anuncio.

      Cuando las vayas a seleccionar, recuerda que las fotos deben contar la historia de tu espacio y ayudar a los huéspedes a formarse unas expectativas correctas. Aquí tienes unas cuantas sugerencias para conseguirlo:

      • Añade suficientes imágenes para que los viajeros se hagan a la idea de cómo es tu alojamiento.
      • Incluye entre dos y cuatro fotos de cada habitación a la que vayan a tener acceso.
      • Hazlas desde varios ángulos para que puedan ver el espacio desde distintas perspectivas.
      • Saca primeros planos para mostrar la personalidad del alojamiento.
      • Muestra claramente las prestaciones de accesibilidad que ofrezcas.

      Utiliza la siguiente lista
      En ella te indicamos las fotos que te recomendamos hacer y los enfoques que deberías usar. ¡Esperamos que te resulte útil!

      Dormitorios

      • Un plano general de cada dormitorio.
      • Fotos desde un ángulo distinto para aportar más contexto.
      • Un plano medio de los elementos principales, como la cama y la mesilla.
      • Primeros planos de detalles que reflejen tu personalidad, como un libro o un jarrón de flores sobre la mesita de noche.

      Salón

      • Un plano general de toda la estancia con luz natural, si es posible.
      • Un plano medio del sofá o de la zona de descanso.
      • Un primer plano de algún aspecto único del alojamiento, como la chimenea.

      Baño

      • Un plano general del baño principal.
      • Un plano medio del baño secundario donde aparezcan la bañera o ducha y el lavabo.
      • Un primer plano de un montón de toallas o de las vistas desde la ventana.

      Cocina

      • Un plano general de toda la cocina o kitchenette.
      • Un plano medio del horno y la encimera, que debe estar bien ordenada.
      • Un primer plano de un arreglo floral en el centro de la mesa.
      • Un primer plano de una cesta de bienvenida con productos de limpieza para los huéspedes.

      Espacios al aire libre

      • Un plano general de un balcón, jardín, patio o de toda la terraza.
      • Un plano medio que muestre las zonas de estar que hay en el exterior (y, a ser posible, las vistas que ofrecen).
      • Un primer plano de detalles decorativos cuidadosamente escogidos, como, por ejemplo, de unas macetas colocadas junto a los muebles que hay en el exterior.
      • Un plano general del camino hasta la entrada.

      Nadie conoce tu espacio como tú, así que asegúrate de fotografiar los detalles que más te gustan de él y todos los elementos que los huéspedes hayan alabado en sus evaluaciones. Antes de dar la sesión por terminada, echa un vistazo a todas las imágenes. Este paso solo te llevará unos minutos y te permitirá comprobar que no se te ha olvidado nada.

      La información de este artículo puede haber cambiado desde su publicación.

      Lo más destacable

      • Sacar fotos de los detalles únicos de tu alojamiento es muy fácil.

      • En este artículo te damos una serie de pautas y te indicamos todo lo que debes evitar.

      • Utiliza la lista que encontrarás al final para no olvidarte de nada importante.

      Airbnb
      2 de jul. de 2020
      ¿Te ha resultado útil?