Ir al contenido
    Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos
    Pautas de limpieza para prevenir la propagación de la COVID-19

    Pautas de limpieza para prevenir la propagación de la COVID-19

    Te contamos todo lo que necesitas saber para mantener tu alojamiento como una patena: desinfección, artículos de aseo necesarios y mucho más.
    Publicado por Airbnb el 23 de mar de 2020
    Lectura de 7 min

    Última actualización: 28 de abril de 2020

    Sabemos que muchos de vosotros seguís hospedando en estos momentos, ya sea ofreciendo vuestro espacio para estancias más largas, recibiendo a huéspedes locales u ofreciendo alojamiento a los sanitarios que se encuentran en primera línea de la lucha contra el coronavirus. Si ese es tu caso, es imprescindible que revises tu rutina de limpieza para asegurarte de que estás haciendo todo lo que está en tus manos para garantizar tu seguridad y la de tus huéspedes.

    Para ayudarte, hemos recopilado una serie de pautas que se basan en la información y las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

    ¿Por qué la limpieza es ahora más importante que nunca?

    Aunque la limpieza siempre ha sido una de las grandes prioridades de los anfitriones y los huéspedes, ahora es más importante que nunca para intentar reducir la propagación de la enfermedad. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, una persona puede contraer la COVID-19 con solo tocar un objeto contaminado (como un pomo o un interruptor), y el virus puede vivir en determinadas superficies varias horas, e incluso días. Por ese motivo, es fundamental limpiar y desinfectar con frecuencia las superficies que se tocan a menudo, sobre todo entre reservas.

    Nota: Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan esperar 24 horas antes de entrar en un espacio ocupado por una persona que pueda haber estado expuesta al coronavirus. Los anfitriones que participen en el programa Alojamientos para la crisis del coronavirus deben dejar un intervalo de 72 horas entre una reserva y la siguiente. Esto incluye un periodo de espera de 24 horas, para que dé tiempo a limpiar y desinfectar adecuadamente todas las zonas a las que tengan acceso los huéspedes, y un margen adicional.

    ¿Qué diferencia hay entre desinfectar y limpiar?

    Entender la diferencia entre limpieza y desinfección ayuda a prevenir la propagación de gérmenes. La limpieza es el acto de eliminar gérmenes, suciedad e impurezas (como cuando usas un estropajo con jabón para frotar una encimera o un fogón visiblemente sucios). La desinfección consiste en utilizar productos químicos para matar los gérmenes (por ejemplo, pulverizando una solución a base de lejía). Si primero limpias y luego desinfectas, puedes reducir el riesgo de infección.

    Sigue estas pautas de limpieza

    Estas son algunas de las pautas que debes respetar cuando limpies tu espacio entre una estancia y la siguiente. Si tienes contratado un servicio de limpieza profesional, pídele que utilice esta lista también.

    1. Utiliza equipo protector mientras limpias. Protégete con guantes, delantales o batas, y cúbrete la cara (con mascarillas hechas a mano o compradas). Lávate las manos inmediatamente después de quitarte los guantes.

    2. Ventila las habitaciones antes de limpiar. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan abrir las puertas y ventanas exteriores, y usar ventiladores para favorecer la circulación de aire en el espacio antes de comenzar a limpiar y desinfectar. Más información sobre cómo ventilar correctamente antes de limpiar de los CDC.

    3. Lávate bien las manos antes y después. Frótalas con agua y jabón durante al menos 20 segundos o, si no es posible, utiliza un desinfectante de manos que tenga al menos un 60 % de alcohol. Más información sobre cómo lavarse bien las manos

    4. ¡Limpiar y desinfectar son cosas distintas! Usa agua y detergente o jabón para eliminar la suciedad, la grasa, el polvo y los gérmenes. Una vez que la superficie esté limpia, pulveriza una sustancia desinfectante. Deja que haga efecto durante unos minutos y, a continuación, retírala. Si no usas papel de cocina o toallitas desechables, lo mejor es que utilices un trapo nuevo para cada huésped.

      5. Evita tocarte la cara cuando estés limpiando. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan no tocarse la cara, la nariz ni los ojos sin haberse lavado las manos antes para prevenir la propagación de los gérmenes, así que ten mucho cuidado mientras limpias.

      6. Utiliza el desinfectante adecuado. Los expertos afirman que los desinfectantes domésticos más habituales registrados por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos y los productos de limpieza con lejía diluida o un mínimo del 70 % de alcohol eliminan el coronavirus eficazmente. Presta especial atención a las superficies que se tocan a menudo, como los interruptores, los pomos de las puertas, los mandos a distancia y los grifos. (Al final de la página hemos incluido una lista completa de las superficies que debes desinfectar).

        7. No te olvides de los sofás, las alfombras, las cortinas y otras superficies blandas y porosas. Primero elimina cuidadosamente la suciedad visible, y después utiliza el producto más adecuado para cada material. Si es posible, lava los artículos textiles en la lavadora siguiendo las instrucciones del fabricante.

        8. Lava la ropa de cama a la máxima temperatura recomendada por el fabricante. Haz lo mismo con las sábanas, fundas de colchón, mantas, toallas y paños de la cocina. Además, no olvides ponerte guantes para organizar estas prendas antes de lavarlas y procura no moverlas mucho para propagar los gérmenes lo menos posible.

        9. Limpia y desinfecta los cestos y cubos de la ropa sucia. Si es posible, cúbrelos con un forro que sea desechable o que puedas meter en la lavadora.

        10. Vacía la aspiradora cuando termines. Desinfecta la aspiradora y otros electrodomésticos de limpieza, como el lavavajillas y la lavadora.

        11. No olvides comprobar la fecha de caducidad de los productos de limpieza, y nunca mezcles lejía con amoniaco u otras sustancias; hacerlo puede liberar gases tóxicos.

        12. Pon bolsas en los cubos de la basura. De este modo, te resultará más sencillo deshacerte de los pañuelos y otros residuos.

          13. Tira los artículos de limpieza que uses o lávalos bien. Si utilizas papel de cocina, toallitas desinfectantes y otros productos desechables, saca la basura en cuanto hayas acabado. En caso de que uses trapos de tela y otros artículos reutilizables, lávalos a máquina a la máxima temperatura que permita el material.

          14. Ten mucho cuidado al quitarte los artículos de protección. Esto incluye batas, guantes o mascarillas, por ejemplo. Una vez que hayas terminado de limpiar, quítatelos de inmediato y tíralos a la basura o lávalos como corresponda. No olvides lavarte las manos durante al menos 20 segundos después.

          Cómo puedes contribuir a la protección de los huéspedes

          Al igual que tú, muchos viajeros querrán tomar más precauciones de lo habitual para reducir su riesgo de contagiarse. Puedes contribuir al distanciamiento social ofreciendo procesos de llegada y salida autónomas. Por ejemplo, instala una caja de seguridad para llaves o una cerradura inteligente con teclado, y acuérdate de añadir las instrucciones de llegada autónoma a tu anuncio. También puedes minimizar el contacto personal si evitas hacer reparaciones rutinarias durante la estancia de los huéspedes.

          Para ayudar a los viajeros a cumplir las recomendaciones más estrictas en materia de limpieza e higiene, asegúrate de que tu espacio dispone de todos los servicios esenciales, y plantéate la posibilidad de añadir algunos artículos extra como, por ejemplo:

          • Jabón de manos
          • Papel para secarse las manos
          • Pañuelos de papel
          • Papel higiénico

          Asegúrate de disponer de muchas toallas y sábanas extra, sobre todo para aquellos huéspedes que vayan alojarse una temporada larga. Puedes animar a los viajeros a que limpien lo que ensucian dejando en el alojamiento desinfectantes y otros productos de limpieza. También puede ser una buena idea imprimir y compartir las pautas de limpieza que te hemos indicado más arriba. De este modo, si deciden limpiar el espacio o lavar la ropa de cama, podrán hacerlo cumpliendo las directrices de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

          Explica a los huéspedes cómo has mejorado tu rutina de limpieza

          Los viajeros querrán saber qué medidas adicionales estás tomando para reducir la propagación de la enfermedad. Por eso, lo ideal es que indiques cómo has mejorado tu rutina de limpieza en la descripción de tu anuncio. Si lo haces, elige tus palabras con cuidado. Es perfectamente aceptable que digas que estás tomando precauciones especiales para desinfectar tu espacio debido a la pandemia, pero no puedes hacer afirmaciones sin fundamento, como que tu alojamiento está «totalmente a salvo de coronavirus».

          Esperemos que estas pautas de limpieza faciliten tu labor como anfitrión en estos momentos tan difíciles. Iremos actualizando nuestras recomendaciones a medida que la situación evolucione. Entretanto, consulta el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades para obtener más información sobre el coronavirus y lee las recomendaciones que publiquen la administración local o las autoridades sanitarias.

          *Este contenido se basa en información publicada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Estos Centros no avalan este contenido ni a Airbnb. Airbnb no ofrece ninguna garantía, implícita o explícita, sobre la integridad, exactitud, fiabilidad, idoneidad o disponibilidad de este para ningún fin. En consecuencia, la confianza que deposites en esta información queda estrictamente sujeta a tu propio criterio.

          Lista de comprobación de los elementos que debes limpiar y desinfectar

          General:

          • Pomos
          • Superficies
          • Interruptores
          • Mandos a distancia
          • Mesas
          • Ventiladores y lámparas colgantes
          • Alféizares y pomos de ventanas
          • Botones del termostato
          • Llaves
          • Secadores de pelo
          • Pasamanos
          • Planchas y tablas de planchar
          • Cubos de la basura y de reciclaje

          Cocina:

          • Fregaderos
          • Pomos y tiradores de los armarios
          • Electrodomésticos: horno, tostadora, olla a presión, cafetera, etc.
          • Condimentos: aceite, salero y pimentero, especias y recipientes de uso habitual, etc.
          • Menaje que no se pueda meter en el lavavajillas: boles de cerámica, utensilios de plástico para los niños, etc.
          • Sillas de respaldo rígido

          Baño:

          • Lavabos
          • Retretes
          • Mandos de los grifos
          • Duchas y bañeras
          • Cortinas de ducha y mamparas
          • Champú, acondicionador, gel y dispensadores de jabón

          Dormitorio

          • Perchas y rejillas portaequipajes
          • Mesillas de noche

          Electrodomésticos de limpieza:

          • Lavavajillas
          • Aspiradoras
          • Lavadoras y secadoras

          Artículos infantiles:

          • Juguetes
          • Cunas y parques portátiles
          • Tronas

          Otros servicios:

          • Bicicletas
          • Paraguas
          • Juegos
          • Libros
          Airbnb
          23 de mar de 2020
          ¿Te ha resultado útil?