Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos

    Lo esencial para crear un espacio agradable para los huéspedes

    Asegúrate de que el alojamiento dispone de artículos básicos, límpialo bien y dale un toque personal.
    Publicado por Airbnb el 18 de dic. de 2019
    Lectura de 11 min
    Última actualización: 15 de ago. de 2022

    Lo más destacable

    • Pon a disposición de los huéspedes un espacio donde puedan dejar sus pertenencias. Así se sentirán cómodos desde el primer momento.

    • Añade algún detalle que sorprenda a los huéspedes, como flores y cargadores de teléfono.

    • Añade toallas adicionales, papel higiénico y detalles como café, té o algo para picar.

    • Consulta nuestra guía completa y descubre cómo crear un alojamiento acogedor y adaptado a las necesidades de los huéspedes.

    Independientemente del tipo de espacio que compartas en Airbnb, con unos toques muy sencillos lograrás que sea acogedor y cómodo mientras te preparas para recibir a tus primeros huéspedes.

    Decora tu espacio con un diseño cuidado

    Puedes conseguir que tu alojamiento resulte acogedor diseñando bien el espacio y añadiendo pequeños detalles. Por ejemplo, puedes dejar objetos que reflejen tu personalidad, como recuerdos de tus viajes. Los elementos decorativos que elijas pueden dar un toque más hogareño y acogedor a tu espacio. ¡Y no tienen por qué ser caros ni suponerte un quebradero de cabeza!

    A continuación, te dejamos algunos consejos que te ayudarán a conseguir un buen diseño:

    • Procura no dejar demasiados espacios vacíos, ya que pueden resultar fríos e impersonales.
    • Plantéate añadir algún detalle con personalidad, como una obra de arte, un cojín de colores o una manta suave.
    • Decora el alojamiento con plantas o flores para darle un toque alegre.
    • Céntrate en una gama de colores concreta y encuentra obras de arte, textiles y otros detalles que combinen.

    Incluye servicios básicos en tu espacio (y otros detalles)

    Estos son los artículos y servicios básicos que deben tener los alojamientos:

    • Papel higiénico
    • Jabón de manos y gel de ducha
    • Una toalla para cada huésped
    • Una almohada para cada huésped
    • Sábanas y edredones para todas las camas
    • Wifi
    • Secador de pelo
    • Una zona para trabajar con el portátil

    Siempre es buena idea incluir extras como:

    • Champú y acondicionador
    • Mantas calentitas y almohadas extra
    • Productos locales, como chocolate y café

    Crea un dormitorio acogedor

    El dormitorio es donde dormirán y guardarán sus pertenencias tus huéspedes, por lo que es importante que sea cómodo. Estos son algunos de los servicios que debes tener en cuenta:

    • Espacio para objetos personales: valora la posibilidad de añadir a tu espacio una cómoda con cajones vacíos, un armario con varias perchas libres o un estante para dejar el equipaje.
    • Una mesilla con lámpara: los huéspedes apreciarán poder tener cosas como sus gafas, su teléfono, un vaso de agua o un libro junto a la cama.
    • Una cama cómoda: presta especial atención a la cama. Añadir unas almohadas y mantas extra y hacerla bien puede ayudar mucho a que los huéspedes se sientan cómodos.
    • Detalles adicionales: para que tu espacio sea aún más acogedor, puedes añadir plantas, un espejo, una jarra para el agua, un adaptador internacional para los enchufes y un cargador que sirva para distintos teléfonos móviles.

    Añade los toques finales

    Si cuidas estos cuatro detalles, contribuirás a que tus huéspedes disfruten de una estancia fantástica:

    1. Ordena el alojamiento
    Si vives en la casa que compartes con los huéspedes, es importante que decidas qué objetos dejas en las zonas a las que tienen acceso y cuáles es preferible guardar. Si lo tienes todo ordenado, el alojamiento parecerá más espacioso y tendrá un aspecto más atractivo.

    2. Deja instrucciones de todos los electrodomésticos y dispositivos
    Asegúrate de que los huéspedes sepan cómo manejar todos los electrodomésticos y dispositivos que tienen a su disposición. Puedes incluir esta información en tu guía de la casa.

    3. Utiliza tu alojamiento como si fueras un huésped
    Según Beverlee y Suzie, dos anfitrionas de Oakland, California, si quieres saber qué hace falta en tu alojamiento o qué aspectos puedes mejorar, lo mejor es que te hospedes en él. Además, recomiendan mirar cada habitación como si fuera la primera vez que entras en ella. ¡Imagina que eres un huésped que acaba de llegar! ¿Te parecen acogedoras y cálidas? ¿Te dan ganas de quedarte? ¿Tienen los huéspedes todo lo que necesitan para sentirse tan cómodos como si estuvieran en casa?

    Las anfitrionas Beverlee y Suzie nos cuentan cómo se preparan para sus huéspedes alojándose en su propio espacio.

    4. Tenlo todo bien limpio
    Tanto si limpias tú el espacio como si contratas un servicio profesional para que lo haga, es importante que tu alojamiento esté recogido y que se siga el proceso de limpieza avanzada en 5 pasos entre una estancia y otra. Puedes añadir gastos de limpieza* a tu anuncio para cubrir el tiempo que te lleva limpiar el alojamiento (o el coste de la persona a la que contrates).

    Los anfitriones comparten sus trucos y consejos de limpieza favoritos.

    * Excepto los anfitriones que ofrecen alojamientos en China continental. Más información

    La información de este artículo puede haber cambiado desde su publicación.

    Lo más destacable

    • Pon a disposición de los huéspedes un espacio donde puedan dejar sus pertenencias. Así se sentirán cómodos desde el primer momento.

    • Añade algún detalle que sorprenda a los huéspedes, como flores y cargadores de teléfono.

    • Añade toallas adicionales, papel higiénico y detalles como café, té o algo para picar.

    • Consulta nuestra guía completa y descubre cómo crear un alojamiento acogedor y adaptado a las necesidades de los huéspedes.
    Airbnb
    18 de dic. de 2019
    ¿Te ha resultado útil?