Ir al contenido
    Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos
    Descubre cómo dos Superhosts se han lanzado al hospedaje virtual

    Descubre cómo dos Superhosts se han lanzado al hospedaje virtual

    Galletas por correo y recibimientos en vídeo: ¡estos anfitriones han sacado su lado más creativo!
    Publicado por Airbnb el 8 de jul. de 2020
    Lectura de 5 min
    Última actualización: 16 de jul. de 2020

    Lo más destacable

    • Dos Superhosts de Ciudad de México nos cuentan cómo están cambiando sus rutinas para hospedar de forma virtual.

    • Enviarán a los huéspedes copias digitales de sus guías de la casa, guías sobre la zona y otra información.

    • Ambos anfitriones probarán nuevas ideas que les permitan mantener el distanciamiento físico; por ejemplo, grabarán en vídeo saludos personalizados y mandarán galletas por correo.

    A medida que los viajes se van retomando, muchos anfitriones están planteándose estrategias para volver a recibir a la gente de la mejor forma posible. Sin embargo, las demandas de tanto huéspedes como anfitriones ahora para sentirse a gusto han cambiado, así que hemos hablado con dos Superhosts de Ciudad de México para saber cómo planean seguir hospedando después del confinamiento.

    La Superhost Alessandra dirige La Palomilla, un bed and breakfast de 7 habitaciones, y un alojamiento Airbnb Plus en el barrio de La Roma. A unos 11 kilómetros al sur, el Superhost Omar es dueño de dos coloridos apartamentos en la zona de Coyoacán, donde nació Frida Kahlo. Ninguno de los dos ha podido ejercer su actividad como anfitrión desde marzo, cuando el Gobierno puso en cuarentena a la ciudad.

    Para prepararse para las futuras estancias, han dedicado mucho esfuerzo a adaptar sus estrategias de hospedaje. Si tú también quieres diseñar la tuya, aquí tienes ocho ideas que puedes incorporar a tu rutina como anfitrión:

    Da distintas opciones para la llegada a los huéspedes y comunícate con ellos todo lo posible

    Cada vez que un huésped reserva una habitación, Alessandra le escribe para saber desde dónde va a viajar y a qué hora llegará. En caso de que la persona elija la llegada autónoma «se puede acceder con un código», explica.

    Esta anfitriona tiene la intención de seguir utilizando el sistema de mensajes de Airbnb o los de otras aplicaciones para contactar con los huéspedes antes de la llegada y durante la estancia, aunque a partir de ahora habrá un cambio importante: «Vamos a comunicarnos más a través de mensajes de texto y de la plataforma [de Airbnb] para que tengan un contacto más próximo con nosotros y no se sientan abandonados», afirma.

    Consejo: si actualizas las plantillas de tus mensajes guardados, podrás responder a los huéspedes con más rapidez.

    Graba un recibimiento personalizado en vídeo

    Omar también ofrece llegada autónoma, pero está dispuesto para probar otras maneras de hospedar de forma virtual. Nos cuenta que tiene pensado grabar un recibimiento personalizado en vídeo para que los huéspedes lo vean al llegar. Por ejemplo: «¡Te damos la bienvenida a nuestro alojamiento! Somos tus anfitriones: Omar y [mi mujer] Silvia. Esperamos que disfrutes de tu estancia. Sabemos que nos encontramos en un momento difícil y te agradecemos que hayas decidido hospedarte en nuestro espacio».

    Da las gracias con estilo, ¡aunque no sea en persona!

    Los mejores anfitriones de la plataforma saben que una parte importante de la experiencia en Airbnb es recibir a los huéspedes cuando llegan a los alojamientos, pero también son conscientes de que ahora es prioritario respetar las medidas de distanciamiento físico. Por eso, Alessandra y Omar están buscando nuevas formas de dar las gracias a sus huéspedes. Por ejemplo, cuando lleguen al alojamiento «les dejaremos galletas en las habitaciones, en lugar de ponerlas en el comedor», nos cuenta Alessandra.

    «Antes me encantaba dar un regalo de despedida a los huéspedes», dice Omar. «Tengo un amigo que prepara unas galletas de maíz azul deliciosas». Era él en persona quien se las daba a los viajeros, normalmente el último día de la estancia. «Las cosas van a cambiar un poco», asegura. «Ahora les mandaré las galletas por mensajería. No quiero renunciar a tener ese detalle con ellos».

    Comparte tu guía de la casa, la de la zona y otra información de manera digital

    Alessandra y Omar han retirado las copias físicas de las guías de la casa de sus alojamientos, así que ahora las mandan en formato digital. «En cuanto recibo una reserva, envío inmediatamente a los huéspedes la guía de la zona y también la de la casa», dice Omar.

    Alessandra hace lo mismo: «Preparamos un PDF [de la guía de la casa] y se lo mandamos a la gente en cuanto reserva». También ha modificado su sitio web para dejar claro qué precauciones de seguridad está tomando, como desinfectar las llaves de las habitaciones y quitar los artículos poco importantes, como los cojines y los cuadernos. Nos cuenta que, cuando recibe una reserva, «envío a los huéspedes el enlace de las medidas [para prevenir la propagación del coronavirus] que estamos tomando para darles tranquilidad».

    Cambia la cesta de bienvenida por un kit de limpieza

    Omar ahora ofrece regalos diferentes a los huéspedes. «Antes les dejaba una cesta de bienvenida con fruta fresca, bombones y dulces mexicanos», explica. «Ahora la convertiré en un kit de limpieza para cada huésped». Incluirá «un par de mascarillas, botes pequeños de desinfectante para manos, guantes» y otros productos parecidos.

    Además, Omar dejará en el apartamento un bote de desinfectante grande a disposición de los huéspedes y les indicará dónde están los artículos de limpieza. «Lo importante es conseguir que se sientan seguros, como si estuvieran en su casa», afirma. Alessandra también deja desinfectante para manos en la zona de recepción, en cada habitación y en los baños.

    Plantéate actualizar tu protocolo de limpieza y cuéntaselo a los huéspedes

    Para limpiar y desinfectar adecuadamente sus espacios, Omar y Alessandra dicen que los dejarán vacíos durante un tiempo entre una estancia y otra. «Mi plan es preparar un manual de limpieza que siga al pie de la letra el protocolo que Airbnb acaba de publicar», dice Omar. Alessandra ya se ha comprometido a seguirlo y Omar tiene pensado hacer lo mismo.

    Alessandra también está decidida a aplicar unas pautas de limpieza más estrictas. «Dejamos un día entre la salida de un huésped y la llegada del siguiente», explica, «para que las habitaciones se ventilen bien» antes de limpiar y desinfectar.

    Consejo: si te comprometes a seguir nuestro Protocolo de Limpieza Avanzada, asegúrate de dejar un resumen de limpieza para los huéspedes o envíaselo en formato digital.

    Añade muchas recomendaciones de planes al aire libre a tu guía

    Antes, Omar y Alessandra incluían restaurantes, tiendas y otras sugerencias en sus guías que ahora no son tan relevantes. Alessandra actualizó su guía para recomendar actividades diferentes.

    «Ahora proponemos más aventuras al aire libre», asegura. Sugiere a los huéspedes que visiten Xochimilco («la Venecia mexicana», dice) o que vayan a las pirámides. Además, les recuerda que «lleven suficiente desinfectante de manos, que cojan el bote de la habitación y que usen mascarilla y guantes».

    Omar también va a modificar su guía para incluir restaurantes que ofrezcan servicio de recogida o a domicilio. En cuanto abran los restaurantes con terraza, también los mencionará.

    Haz uso de la tecnología

    En lo que respecta a ejercer su actividad como anfitrión de forma virtual, Omar tiene grandes ideas. Como ha quitado la copia física de su guía de la casa, va a «automatizar la forma en que los huéspedes se conectan a la wifi» dejando códigos QR que les permitan hacerlo de forma automática. Pero eso no es todo: quiere «crear códigos QR para todos los servicios que ofrecemos».

    Por ejemplo, tiene pensado imprimir algunos con instrucciones para usar la lavadora o para desplegar el sofá cama. Incluso pretende diseñar uno que dé acceso a la guía digital de la casa.

    Omar y Alessandra dicen que tienen la esperanza de que los viajes (y la vida en general) vuelvan a la normalidad dentro de poco. Hasta entonces, están decididos a ofrecer el mismo nivel de hospitalidad de siempre, aunque ahora será con la mascarilla y los guantes puestos.

    «Las cosas están cambiando», afirma Omar. Sin embargo, cuando habla de reinventar su estrategia como anfitrión, se muestra optimista: «Es solo cuestión de aceptarlo y adaptarse».

    La información de este artículo puede haber cambiado desde su publicación.

    Lo más destacable

    • Dos Superhosts de Ciudad de México nos cuentan cómo están cambiando sus rutinas para hospedar de forma virtual.

    • Enviarán a los huéspedes copias digitales de sus guías de la casa, guías sobre la zona y otra información.

    • Ambos anfitriones probarán nuevas ideas que les permitan mantener el distanciamiento físico; por ejemplo, grabarán en vídeo saludos personalizados y mandarán galletas por correo.

    Airbnb
    8 de jul. de 2020
    ¿Te ha resultado útil?