Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos

    Hospedar en Airbnb: descubre los aspectos básicos

    Te contamos cómo empezar a ganar dinero como anfitrión.
    Publicado por Airbnb el 20 de nov. de 2019
    Lectura de 3 min
    Última actualización: 21 de nov. de 2022

    Lo más destacable

    • Escribe una descripción del anuncio que refleje con precisión cómo es tu alojamiento.

    • Elige un precio por noche y decide cómo cobrarás lo que ganes.

    Los motivos que llevan a las personas a hacerse anfitriones en Airbnb son muy variados: hay quienes lo hacen para obtener ingresos y quienes buscan conocer a gente de todo el mundo.

    «He podido hacer un curso de tres años relacionado con el sector textil en Morley College», afirma Tessa, anfitriona en Londres. «Y también he tenido la oportunidad de viajar. Además, hospedar me ha ayudado a pagar la reforma de la cocina».

    Sean cuales sean tus objetivos, ser anfitrión en Airbnb puede ayudarte a alcanzarlos. ¡Te contamos cómo empezar!

    Qué necesitas para hospedar

    Puedes hospedar en cualquier espacio que tengas disponible, ya sea un alojamiento entero, una habitación libre o un cómodo sofá cama. La clave es crear un anuncio en el que describas tu alojamiento con precisión para que los huéspedes sepan qué se van a encontrar.

    Además, es importante que ofrezcas a los viajeros una hospitalidad de primera. Para lograrlo, deberás tener en cuenta lo siguiente:

    • Comunícate con los huéspedes con rapidez y claridad.
    • Proporciónales un espacio seguro y limpio.
    • Ofrece los servicios básicos necesarios para que los viajeros disfruten de una estancia cómoda.
    • Añade detalles adicionales para que tu espacio tenga un toque especial.

    Cómo crear tu anuncio

    Tu anuncio te ofrece la oportunidad de despertar el interés de los huéspedes para que reserven tu alojamiento. Cuando lo configures, incluye los aspectos que hacen que tu espacio sea único y establece unas expectativas claras para los viajeros.

    Necesitarás, como mínimo, cinco imágenes para empezar. Te recomendamos que añadas fotos de cada habitación desde distintos ángulos para que los huéspedes puedan hacer un recorrido virtual por tu alojamiento. Presta mucha atención a la primera imagen, ya que es la que aparece en los resultados de búsqueda de los huéspedes.

    En el título y la descripción del anuncio, indica todo lo que creas que deben saber los huéspedes sobre tu alojamiento. Por ejemplo, un anfitrión con un espacio acogedor cerca de la playa podría poner de título: «Escapada de relax junto al mar». Asegúrate de indicar todos los servicios que ofreces, así como los detalles útiles, por ejemplo, si tu alojamiento tiene escaleras o una entrada sin escalones.

    Por último, piensa cuántas personas pueden quedarse cómodamente en tu espacio según el número de habitaciones y camas disponibles, y establece el número máximo de huéspedes teniendo en cuenta esa información.

    Cómo establecer tus precios

    Tú decides la tarifa por noche que quieres poner. Puedes establecer precios personalizados para los fines de semana, las estancias largas y las distintas temporadas, así como tener en cuenta otros factores que te parezcan relevantes para tu alojamiento.

    A la hora de decidir cuánto cobrar, te recomendamos que te fijes en los precios que piden otros anfitriones por alojamientos similares de tu zona. Recuerda que los huéspedes pagarán comisiones e impuestos, además de tu precio por noche.

    A partir del próximo mes, los huéspedes podrán consultar en los resultados de búsqueda de Airbnb, desde el principio, el precio total que van a pagar, con todas las comisiones incluidas, excepto los impuestos. En aquellos países y regiones donde las normas locales obligan a mostrar los precios totales, aparecerá directamente la suma del precio por noche, las comisiones y los impuestos.

    También puedes probar nuestra herramienta Precios inteligentes, que actualiza automáticamente tu tarifa por noche en función de la demanda local.

    Airbnb cobra a los huéspedes antes de su llegada, de modo que nunca tendrás que manejar el dinero directamente ni preocuparte de que no te paguen. La mayoría de los anfitriones paga una comisión de servicio fija del 3 % del total de la reserva.

    Cómo y cuándo recibirás tu dinero

    Te enviamos lo que ganes como anfitrión unas 24 horas después del momento en que esté programada la llegada de los huéspedes. El tiempo que tarde en aparecer reflejado en tu cuenta dependerá del método de cobro que elijas.

    Los métodos de cobro (como las transferencias bancarias, PayPal, Western Union y Pago rápido) varían en función de tu ubicación. Puedes configurar uno ahora y modificarlo cuando quieras.

    La información de este artículo puede haber cambiado desde su publicación.

    Lo más destacable

    • Escribe una descripción del anuncio que refleje con precisión cómo es tu alojamiento.

    • Elige un precio por noche y decide cómo cobrarás lo que ganes.

    Airbnb
    20 de nov. de 2019
    ¿Te ha resultado útil?