Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos

    Empieza tu aventura en Airbnb

    Descubre cómo empezar a hospedar: te explicamos cómo crear tu anuncio, cómo preparar el alojamiento ¡y mucho más!
    Publicado por Airbnb el 18 de dic. de 2019
    Lectura de 3 min
    Última actualización: 2 de sept. de 2021

    Lo más destacable

    • Consulta la normativa local sobre el home sharing.

    • Establece el precio por noche y configura el calendario.

    • Destaca por qué tu alojamiento es único o especial.

    • Ordena el alojamiento, deja suficientes artículos básicos y explica con claridad las normas de la casa.

    Crea tu anuncio

    Piensa que el anuncio es la mejor forma de publicitar tu alojamiento. Procura que sea lo más atractivo posible sin omitir los detalles más peculiares de tu espacio.

    • Empieza con lo básico. Introduce datos como la ubicación de tu alojamiento, qué tipo de propiedad ofreces, y el número de habitaciones y baños a los que tendrán acceso tus huéspedes.
    • Haz fotos del espacio. Cuando están buscando alojamiento, a los viajeros les encanta ver fotos. Antes de hacerlas, ordénalo todo bien para que queden de maravilla. Saca fotos de todas las zonas en horizontal y con luz natural siempre que sea posible.
    • Destaca los detalles únicos. Al escribir el título y la descripción de tu anuncio, párate a pensar qué es lo que hace que tu alojamiento sea especial: ¿tiene piscina o unas vistas espectaculares? Además, debes indicar en la descripción los aspectos que los huéspedes deben conocer antes de reservar; por ejemplo, si hay escaleras o aparcamiento disponible.

    Organiza los aspectos logísticos

    El siguiente paso será preparar bien tu anuncio para que todo el proceso de hospedar vaya sobre ruedas.

    Prepara tu alojamiento

    Tanto si estás esperando a tu primer huésped como si ya has recibido a cien, estos son los pasos que debes seguir para asegurarte de que tu alojamiento esté listo para las estancias.

    • Ordena el alojamiento. Limpia todas las habitaciones a las que los huéspedes tengan acceso, sobre todo los dormitorios, los baños y la cocina. Asegúrate de que en las superficies y los suelos no haya pelos, polvo ni moho, y cambia las sábanas de las camas.
    • Guarda tus objetos de valor. Si tienes joyas, pasaportes u otras pertenencias valiosas, puedes dejarlos en una habitación o un armario con llave, una caja fuerte o un depósito. También puedes dárselos a algún amigo o familiar para que los guarde.
    • Deja a los huéspedes todo lo esencial. Para que los viajeros se sientan como en casa, puedes proporcionarles jabón, champú, papel higiénico, sábanas y toallas. Tampoco cuesta nada dejar artículos básicos de sobra por si les hicieran falta.
    • Envía la información para la llegada. Prepárate para atender a los huéspedes durante la llegada y la salida, o pide ayuda a amigos o familiares. Si no va a haber nadie en el alojamiento, puedes usar una caja de seguridad para llaves o una cerradura electrónica y dar a los huéspedes instrucciones para la llegada a través de la aplicación de Airbnb.
    • Pon la guinda al pastel. A los huéspedes les encantan los detalles. Una guía de la casa con instrucciones y consejos puede resultarles útil para manejarse en tu alojamiento. Y, si quieres que se sientan aún más a gusto, ¿qué te parece dejarles una botella de vino o un regalito? Por supuesto, ¡no es obligatorio!

    Una vez que hayas configurado el anuncio y preparado el alojamiento, lo tendrás todo listo para empezar a recibir huéspedes y obtener ingresos.

    Lo más destacable

    • Consulta la normativa local sobre el home sharing.

    • Establece el precio por noche y configura el calendario.

    • Destaca por qué tu alojamiento es único o especial.

    • Ordena el alojamiento, deja suficientes artículos básicos y explica con claridad las normas de la casa.

    Airbnb
    18 de dic. de 2019
    ¿Te ha resultado útil?