Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos

    ¿Es adecuado mi alojamiento para Airbnb?

    Hay un huésped perfecto para cada alojamiento: la clave está en explicar con claridad lo que ofreces.
    Publicado por Airbnb el 6 de ene. de 2020
    Lectura de 5 min
    Última actualización: 12 de oct. de 2021

    Lo más destacable

    • Puedes ofrecer una habitación privada o compartida, un alojamiento entero o un espacio único.

    • Lo mínimo indispensable es ofrecer una zona cómoda para dormir y acceso a un baño.

    • Explica con sinceridad las ventajas y los inconvenientes de tu alojamiento.

    • Establece un precio justo: los huéspedes no tienen problema en reservar alojamientos modestos si ofrecen una buena relación calidad-precio.

    Tal vez creas que un velero acogedor o un apartamento sobre una discoteca en el centro de la ciudad no pueden funcionar bien en Airbnb, pero lo cierto es que a los huéspedes les interesan todo tipo de alojamientos, incluso los que son únicos o modestos. El truco está en publicar un anuncio detallado en el que muestres con sinceridad qué hace que tu espacio resulte interesante, tanto si es lujoso como si tiene sus peculiaridades o es sencillo y asequible.

    Empieza por lo básico

    ¿Qué necesitas para ofrecer un alojamiento en Airbnb? Como mínimo, los huéspedes esperan disponer de una zona limpia y cómoda para dormir, y tener acceso a un baño. No todos los alojamientos ofrecen cocina, pero es importante que indiques si los viajeros tendrán a su disposición un lugar para cocinar.

    Define tu tipo de propiedad

    En Airbnb hay una gran variedad de espacios, por lo que es fundamental que indiques en tu anuncio qué tipo de propiedad ofreces exactamente. ¿Es una casa? ¿Se trata de un apartamento? ¿Es un bed and breakfast o un hotel boutique? Algunos espacios se definen incluso como «alojamientos únicos», como es el caso de las casas del árbol, las yurtas, los campings, los veleros, los molinos de viento o las autocaravanas, por ejemplo.

    Determina a qué zonas pueden acceder los huéspedes

    Puedes indicar a los viajeros que dispondrán en exclusiva de toda tu propiedad o de una habitación privada, o bien que compartirán espacios como el dormitorio, la cocina o el baño con otras personas, como los miembros de tu familia, tus compañeros de piso u otros huéspedes. Tú decides si quieres ofrecer el espacio íntegramente a los viajeros o dejar tus pertenencias en él. Lo importante es que el alojamiento esté limpio y que comuniques a los huéspedes qué se encontrarán exactamente durante su estancia.

    Sé transparente respecto a las ventajas y los inconvenientes

    Joy es anfitriona en San Francisco y tiene un alojamiento muy bien situado en el corazón de la ciudad, lo cual resulta muy práctico. Sin embargo, a veces puede ser algo ruidoso. Descubrió que describir con sinceridad las ventajas y los inconvenientes en su anuncio era muy importante, y eso le ha permitido conseguir cientos de buenas evaluaciones. «Lo más práctico de mi alojamiento es que está en pleno centro», afirma Joy. «Si no te interesan el bullicio y el ajetreo de la ciudad, tal vez no sea adecuado para ti».

    Muéstralo y explícalo todo

    Abhay es anfitrión de una habitación privada en San Francisco y en su anuncio menciona explícitamente que convive con Cody, un gran perro de color blanco. Dejar bien claro este detalle ha convertido a su mascota en una parte del ritual de bienvenida para los huéspedes en Airbnb. «Me he dado cuenta de que todas las personas que se quedan en mi alojamiento son amantes de los perros», explica Abhay. «La gente a la que no le gustan reserva otras opciones».

    Aquí la transparencia es fundamental. Si tienes mascotas, mencionarlo en el anuncio es un buen comienzo, pero una imagen vale más que mil palabras, ya que algunos huéspedes pueden reservar sin leerlo todo de arriba abajo. Si tu alojamiento tiene alguna particularidad (p. ej., una mascota), es recomendable que confirmes durante el proceso de reserva que los viajeros han leído el anuncio con atención.

    Sinceridad ante todo

    Tim, un anfitrión del norte de California, describe su alojamiento como un «retiro rústico», y no es ninguna exageración. Los huéspedes deben subir una empinada escalera de madera hasta la entrada y la única bañera que hay está al aire libre, lo cual también puede ser un lujo para según qué personas. Les explica claramente que se trata de una propiedad austera y ha comprobado que los viajeros reservan su alojamiento por su proximidad a la naturaleza y porque no es lo mismo de siempre.

    El anfitrión Tim nos cuenta por qué es importante que expliques con sinceridad en la descripción del anuncio cómo es tu espacio.

    Pon a tu alojamiento un precio realista

    ¿Tu alojamiento no es precisamente el Taj Mahal? ¡No pasa nada! Muchos huéspedes están encantados de alojarse en un espacio modesto siempre y cuando ofrezca una buena relación calidad-precio. Si acabas de estrenarte como anfitrión, puedes establecer un precio algo más bajo que el que tienes pensado como objetivo. De ese modo, irás consiguiendo reservas y, una vez que tengas varias evaluaciones excelentes, podrás replantearte el precio y subirlo si lo consideras necesario.

    Un espacio para todo el mundo

    Cualquiera que tenga un espacio disponible para compartir con otras personas puede triunfar como anfitrión en Airbnb. No existe el anuncio «ideal»: solo tienes que ser transparente e incluir todos los detalles que puedas en la descripción y las fotos para que los huéspedes sepan exactamente qué esperar. En Airbnb hay un alojamiento perfecto para cada persona, ya sean habitaciones sencillas en casa del anfitrión, originales refugios rústicos o propiedades de lujo.

    Lo más destacable

    • Puedes ofrecer una habitación privada o compartida, un alojamiento entero o un espacio único.

    • Lo mínimo indispensable es ofrecer una zona cómoda para dormir y acceso a un baño.

    • Explica con sinceridad las ventajas y los inconvenientes de tu alojamiento.

    • Establece un precio justo: los huéspedes no tienen problema en reservar alojamientos modestos si ofrecen una buena relación calidad-precio.

    Airbnb
    6 de ene. de 2020
    ¿Te ha resultado útil?