Ir al contenido
Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos

    ¿De qué se puede encargar un coanfitrión?

    Un coanfitrión puede ayudar al propietario de un anuncio a gestionar el espacio, los huéspedes o ambas cosas. Además, puede decidir de cuánto se quiere encargar y acordar previamente los detalles con el propietario. Un coanfitrión también puede ser el anfitrión principal del anuncio.

    ¿Cómo funciona?

    Un coanfitrión puede ayudar de diferentes formas. Por ejemplo, puede hacer lo siguiente:

    • Preparar el espacio para los huéspedes: si un alojamiento nunca se ha anunciado en Airbnb, el coanfitrión puede ayudar a garantizar que el espacio esté preparado para recibir a los viajeros. Por ejemplo, puede sugerir que se hagan reparaciones, comprar artículos básicos (como toallas y papel higiénico), instalar una caja de seguridad para llaves y crear una guía de la casa.

    • Crear un anuncio: un coanfitrión puede crear un anuncio en Airbnb para un alojamiento. Además, puede encargarse de redactar los títulos y las descripciones, hacer y subir fotos, y ayudar a fijar el precio por noche.

    • Comunicarse con los huéspedes: un coanfitrión puede intercambiar mensajes con los viajeros en nombre del propietario del anuncio a través de su propia cuenta de Airbnb, así como obtener más información sobre los huéspedes, responder a sus preguntas y coordinar su llegada y su salida.

    • Gestionar las reservas: un coanfitrión puede gestionar las preferencias en las reservas del anfitrión y aceptar o rechazar las solicitudes que envíen los huéspedes.

    • Recibir personalmente a los huéspedes: un coanfitrión puede recibir a los viajeros, enseñarles el alojamiento y responder a sus dudas sobre el espacio y el barrio.

    • Ayudar a los huéspedes durante su estancia: si los viajeros tienen algún problema mientras estén en el alojamiento, el coanfitrión puede comunicarse con ellos para resolverlo. Por ejemplo, si un huésped se olvida las llaves dentro, si la ducha deja de funcionar o si hay problemas con la conexión a internet, puede llamar al coanfitrión para que le ayude.

    • Escribir evaluaciones: un coanfitrión puede utilizar su propia cuenta de Airbnb para dejar evaluaciones a los huéspedes en nombre del propietario del anuncio. Por su parte, los huéspedes podrán evaluar tanto el alojamiento como al coanfitrión. Los coanfitriones pueden ver las evaluaciones de los viajeros que se hospedaron en el alojamiento antes de que comenzara su colaboración, pero no pueden responderlas.

    • Actualizar el calendario y los precios: un coanfitrión puede actualizar la disponibilidad de un anuncio y configurar los precios. También puede añadir, por ejemplo, precios de temporada y descuentos semanales.

    • Reponer los artículos básicos: un coanfitrión puede ayudar a abastecer un alojamiento con productos básicos para los huéspedes, como toallas, papel higiénico y jabón.

    • Ayudar con la limpieza y el mantenimiento: un coanfitrión puede limpiar el espacio, contratar un servicio de limpieza profesional o hacer ambas cosas. Por ejemplo, puede lavar las toallas y las sábanas mientras el servicio de limpieza se encarga de la cocina y los baños. Los coanfitriones también pueden ocuparse del mantenimiento general del alojamiento y asegurarse de que se lleven a cabo las reparaciones necesarias.

    • Recibir ayuda de Airbnb: si el propietario del anuncio necesita ponerse en contacto con Airbnb para recibir ayuda con una reserva o un problema con un huésped, el coanfitrión puede encargarse de la comunicación entre las partes para buscar una solución. Sin embargo, no puede presentar ni gestionar solicitudes en el Centro de resoluciones.

    Un coanfitrión no puede:

    • Acceder a la información del contribuyente o a los datos de cobro del propietario del anuncio.

    • Consultar los detalles de los viajes del propietario del anuncio cuando este utilice Airbnb como huésped.

    ¿Has obtenido la ayuda que necesitabas?

    Artículos relacionados